16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

El Parlamento aprueba por un voto volver a los tiempos de garantía

La moción del PP ha sido aprobada en todos sus puntos salvo el de inclusión de centros privados en el Siscat

Santiago Rodríguez.
El Parlamento aprueba por un voto volver a los tiempos de garantía
jue 21 abril 2016. 16.00H
Patricia Biosca
La moción propuesta por el Partido Popular de Cataluña (PPC) sobre la mejora de la atención sanitaria ha sido aprobada en todos sus puntos salvo en el concerniente a mantener los contratos con los centros sanitarios privados en los servicios que no pueden prestar los centros públicos. Esta iniciativa, a consecuencia de la interpelación por parte del portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, Santiago Rodríguez, al consejero de Sanidad, Antoni Comín, aglutinaba temas de farmacia comunitaria, Atención primaria, los hospitales adscritos al Siscat, así como el problema de las listas de espera y la situación del Consorcio Sanitario del Maresme.

Todos los portavoces de Sanidad del Parlamento de Cataluña han afirmado durante sus intervenciones que apoyarían la propuesta, aunque salvo PP y Ciudadanos, todos votarían en contra del punto que hacía referencia a  “mantener aquellos contratos con centros sanitarios privados cuya actividad no es posible asumir por centros del Siscat”. La votación más reñida ha sido la de abandonar los plazos de referencia para volver a los términos de garantía, que al final ha sido aprobado por 59 votos a favor (PP, Ciudadanos, PSOE, CSQP) y con 58 votos en contra de JxSí (la CUP ha optado por la abstención). 

Desde Catalunya Sí que es Pot (CSQP), Álvaro Dante criticaba que fuese el PP quien proponía dicha iniciativa afirmando que fue este partido político quien aprobó el Real Decreto Ley 16/2012, que excluyó a determinados grupos de población del sistema sanitario. Por su parte, Assumpta Escarp, portavoz socialista de Sanidad, ha anunciado que su grupo prepara su propia iniciativa para el punto de los centros concertados, ya que buscan “soluciones dignas de la sanidad pública”.

Alba Vergés, de JxSí, ha asegurado que todas las medidas contempladas en esta moción ya están puestas en marcha a través del Plan de Salud. Ha vuelto a hacer hincapié en los argumentos que esgrimió el consejero en la interpelación del miércoles afirmando que el Siscat “tiene la capacidad” para atender a todos los pacientes, y que el compromiso para reducir las listas de espera por parte del Ejecutivo de Carles Puigdemont “es total”.

El portavoz de Ciudadanos, Martín Barra, se ha dirigido directamente a Comín asegurando que estaba contrariado con la posición del consejero: “Por un lado dice que va a invertir 100 millones, otras veces dice que necesita 1.000 y también que acabar con las listas de espera es imposible. Estoy de acuerdo en que no se pueden erradicar completamente hoy, pero puede ponerse a hacer algo ya”. Por último, Mireia Boya, de Unitat Popular, ha anunciado que su grupo se abstendría en las votaciones, ya que se trata de lo que ha denominado “la legislatura del cinismo político” por la cantidad de veces que se discuten los mismos temas en el Parlamento.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.