Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > Cataluña

Dos enfermeras le 'sacan los colores' a la Consejería catalana en una carta

Estas sanitarias denuncian que se está normalizando "el colapso, la saturación y el caos" en los hospitales

David Elvira, director del CatSalut, junto a Antoni Comín, exconsejero de Salud.
Dos enfermeras le 'sacan los colores' a la Consejería catalana en una carta
Redacción
Jueves, 21 de diciembre de 2017, a las 10:30
Dos enfermeras del Hospital Parc Taulí de Sabadell, han enviado una carta a David Elvira, director de CatSalut y único interlocutor posible en la Consejería tras la huida a Bélgica del exconsejero Antoni Comín, mostrando su hartazgo con la situación que se vive en el hospital. "Hubo un tiempo que trabajar en el servicio de urgencias era reconfortante, pero en el día de hoy los profesionales nos sentimos frustrados, incomprendidos y avergonzados de nuestras condiciones laborales", aseguran

Las enfermeras denuncian "el colapso, la saturación y el caos" que se vive en el servicio de urgencias "todos los meses del año" y que en ocasiones, donde debería haber 36 pacientes, hay 76. Han asegurado que entregarán esta carta en mano a David Elvira próximamente.

Esta es la carta completa, a la que ha accedido Redacción Médica:

Carta dirigida al Departament de Salut.
De Eva y Mª Jose, Enfermeras del Servicio de Urgencias del Parc Taulí de Sabadell.

Nos vemos en la necesidad de decir ¡¡Basta ya!! De normalizar el colapso, la saturación y el caos que vivimos en nuestro servicio de urgencias todos los meses del año, que lógicamente se agrava en los meses más fríos.
En nuestro servicio de urgencias tenemos una estructura física para atender a 36 pacientes, pero llegamos a ubicar más de 76; los más “privilegiados” ocupan boxes doblados, que no están acondicionados para compartir, puesto que son boxes destinados a asilamiento de pacientes.

El resto de pacientes quedan ocupando los pasillos del servicio en camillas, sillones y en su defecto sillas.

Por lo que nos es IMPOSIBLE preservar la intimidad, dignidad y confidencialidad de estos.

Todo esto supone al personal sanitario que día tras día vea más difícil realizar su trabajo en condiciones óptimas, además el famoso PIUC (Plan Integral de Urgencias de Catalunya), nos es insuficiente, pues el ratio de pacientes que atendemos se duplica y a veces triplica en esta fechas. A todo esto, hay que sumarle la prolongación de la estancia en Urgencias entre 2-4 días o más de pacientes con ingreso solicitado.
Todo este ambiente de caos hace que aumente la desconfianza e inseguridades del paciente y la familia.

Esto es solo una pincelada de los grandes problemas que tenemos en urgencias, pero estamos a su disposición para explicarle en profundidad toda la problemática.

Hubo un tiempo que trabajar en el servicio de urgencias era reconfortante, pero en el día de hoy los profesionales nos sentimos frustrados, incomprendidos y avergonzados de nuestras condiciones laborales.
Y por último y no menos importante dar las gracias a todas aquellas personas ya sean pacientes o familiares que acuden a nuestro servicio de urgencias por su paciencia, compresión y reconocimiento de nuestro trabajo.