Se doblarán las sesiones ambulatorias, reduciéndose así las nocturnas, y se impulsará la diálisis domiciliaria

El Bellvitge duplica su capacidad de diálisis con una nueva unidad
La nueva unidad de diálisis.


26 abr 2021. 12.20H
SE LEE EN 5 minutos
El Hospital Universitario de Bellvitge ha inaugurado hoy una nueva Unidad de Diálisis que sustituye las anteriores instalaciones, y que moderniza y duplica la capacidad de las dependencias de que el hospital disponía hasta ahora. La nueva Unidad, que ocupa cerca de 1.000 m2 de la planta -1 del edificio principal del centro, está dotada con el equipamiento más avanzado y permitirá incrementar la actividad y dar un impulso importante a la diálisis domiciliaria

Las obras han durado más de un año y han sido el resultado de un innovador concurso público del Instituto Catalán de la Salud (ICS) adjudicado a la empresa Palex Medical, donde, entre otros aspectos, se ha valorado la adecuación del proyecto a las necesidades de la innovación y la investigación.

Según detalla el complejo hospitalario, con las nuevas instalaciones la Unidad de Diálisis del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de Bellvitge pasa a disponer de 8 a 20 puntos para hemodiálisis de pacientes crónicos, de 2 a 4 puntos de hemodiálisis para pacientes aislados (incluyendo una habitación con presión negativa), y de 3 a 6 puntos de hemodiálisis para pacientes en hospitalización convencional.

Asimismo, duplica la capacidad del área de implementación de técnicas domiciliarias (diálisis peritoneal y hemodiálisis domiciliaria) y amplía y renueva el área para nefrología intervencionista, donde se llevan a cabo las biopsias renales y la colocación de catéteres.

Desde el Bellvitge resaltan que la nueva unidad dispone, como la anterior, de los equipos de hemodiálisis más avanzados y, como novedad, está dotada de una planta de agua para hemodiálisis de última generación, con sistemas de control y desinfección de alta tecnología.

Doblar las sesiones ambulatorias y reducir las nocturnas


El Servicio de Nefrología de Bellvitge lleva a cabo cada año unas 10.000 sesiones de hemodiálisis, la mitad en pacientes hospitalizados y, la otra mitad, enfermos crónicos con carácter ambulatorio. El hospital estima que las nuevas instalaciones permitirán que las sesiones ambulatorias pasen de las 5.000 actuales hasta cerca de 10.000.

Por su parte, los pacientes hospitalizados podrán ver reducido al mínimo el número de sesiones que debían realizar en horario nocturno, que hasta ahora eran casi la mitad. En el caso de los pacientes en aislamiento, las nuevas instalaciones les ofrecerán las máximas garantías de seguridad.

Por otra parte, los nuevos espacios para entrenamiento de los pacientes que se preparan para hacer diálisis domiciliaria permitirán incrementar el número de personas tratadas en casa, en la línea de lo que recomiendan las sociedades científicas y solicitan los pacientes.

En el Hospital de Bellvitge, el programa de diálisis peritoneal –una técnica que se realiza siempre en el domicilio– incluye ya a unos 70 pacientes prevalentes, mientras que los innovadores programas de hemodiálisis domiciliaria, iniciados en julio de 2019, ya incorporan actualmente unos 10 pacientes anuales y el hospital espera poder duplicar este número gracias a las nuevas instalaciones.

En busca de superar el 20% de técnicas domiciliarias


Según explica Josep M. Cruzado, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Universitario de Bellvitge, el objetivo es conseguir que las técnicas domiciliarias superen el 20 por ciento del total. “Sabemos por los estudios que el empoderamiento del paciente y su motivación para el autocuidado son fundamentales, y que su implicación es un elemento clave del éxito del posterior trasplante de riñón”.

En este mismo sentido, Cruzado añade que la nueva Unidad de Diálisis“se ha concebido para que gire alrededor del paciente: "Queremos que el paciente se implique en la toma de decisiones y que sea él, con el apoyo de los profesionales asistenciales, quien elija cuál es la mejor técnica de tratamiento sustitutivo hasta el momento del trasplante”.

En el ámbito de la innovación, Cruzado destaca que la nueva Unidad de Diálisis "quiere ser líder tanto en Cataluña como en España en innovación tecnológica y de proceso asistencial, sin olvidar la investigación, especialmente en proyectos de atención domiciliaria".

La enfermedad renal crónica hace que los riñones no sean capaces de eliminar de manera natural las toxinas acumuladas en la sangre. En sus fases avanzadas, es necesario un tratamiento sustitutivo, el más efectivo de los cuales es el trasplante renal. Sin embargo, los pacientes que no pueden recibir un riñón o están a la espera de un órgano deben ser tratados entretanto con hemodiálisis o diálisis peritoneal.

El Hospital de Bellvitge es líder en trasplantes renales en España (con 196 intervenciones realizadas en 2019, y 148 hechas en 2020 a pesar de la pandemia), pero, pese a la alta actividad de este y otros centros catalanes, se está lejos todavía de poder ofrecer un trasplante en un plazo corto de tiempo a todos los pacientes en diálisis.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.