La directora del Servei Català de la Salut, Gemma Craywinckel, se une al documento 'Lecciones del Covid'

"No hemos aprovechado la pandemia para reposicionar el sistema sanitario"
La directora del Servei Català de la Salut, Gemma Craywinckel.


17 abr 2022. 14.00H
SE LEE EN 8 minutos
Con la colaboración de
Gemma Craywinckel ha vivido la pandemia en dos cargos de gestión sanitaria. En primer lugar, como directora gerente del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y, en segundo lugar y desde mayo de 2021, como directora del Servei Català de la Salut (CatSalut). Craywinckel se suma al documento 'Lecciones del Covid', impulsado por Redacción Médica, donde asegura que "no hemos sabido aprovechar lo suficiente una crisis mundial para reposicionar el sistema sanitario". La directora del CatSalut también considera que ha habido "demasiadas decisiones tomadas desde el centralismo" y revela que la pandemia "nos ha llevado a mejorar el sistema sanitario catalán", incluso a "engrandecerlo".

¿Qué balance hace de la gestión de la pandemia tras dos años del primer caso del coronavirus Covid-19 detectado en España?

Es una gestión que ha sido extremadamente difícil, ya que estamos ante la crisis sanitaria más compleja del último siglo y en la que, en general, el virus siempre ha ido un paso por delante, y la sensación era que la mayoría de decisiones se tomaban tarde. Después de una primera ola devastadora, en la que nadie sabía muy bien qué iba a pasar al día siguiente y donde se trabajaba con muy poca información y mucha presión, cada ola ha generado problemas diferentes. La conclusión es que nadie se esperaba una pandemia de estas características y no estábamos preparados, ni gobiernos ni sistemas sanitarios. El sistema y todos los profesionales de la salud se entregaron de lleno para hacer frente a un virus desconocido y, aunque nos faltara previsión y conocimiento, se hizo todo lo que estuvo en nuestras manos. No podemos hacer un balance positivo después de dos años en los que ha habido mucho dolor, muchas muertes y un impacto socioeconómico muy negativo. Debemos seguir aprendiendo de aquello que se ha hecho bien y de lo que se podía hacer mejor.

¿Cuáles cree usted que han sido los puntos más fuertes de la sanidad española a la hora de hacer frente a la pandemia? ¿Y los débiles?

Los puntos más fuertes son los relacionados con los profesionales, a todos los niveles y en todas las posiciones. Especialmente de los que han estado en primera línea, pero también de todos aquellos que han hecho posible la logística, las infraestructuras, los circuitos, la gestión, etc.. Los profesionales del sistema de salud han estado y siguen estando ahí, por encima de lo exigible. Además se han coordinado y han aprendido de cada ola, dando respuestas muy rápidas en cada momento a aquello que aparecía como una nueva necesidad. También es destacable el compromiso de la ciudadanía, en especial por su comportamiento en la primera ola, aunque con el paso del tiempo se ha hecho más difícil la comunicación entre los responsables de la toma de decisiones y el ciudadano, que muchas veces no entiende ni comparte decisiones que se puedan tomar buscando el bien colectivo pero que tienen un impacto negativo en muchos ciudadanos en lo individual. La vacunación ha sido un punto fuerte, tanto por el hallazgo científico de vacunas de manera muy rápida, como por la logística de vacunación y la respuesta de la población.


"Ha habido demasiadas decisiones tomadas desde el centralismo y se ha evidenciado la ausencia de estructuras fiables de coordinación y toma de decisiones"



Como puntos débiles destacaría que ha habido demasiadas decisiones tomadas desde el centralismo, sin tener en cuenta la diversidad de la situación en los distintos territorios, y se ha evidenciado la ausencia de estructuras fiables de coordinación y toma de decisiones. También la ausencia de una reserva estratégica, tanto estructural como productiva, que nos puso en la primera ola al borde del abismo por falta de equipamiento médico, sanitario y de protección individual. Otro de los puntos débiles fue el no poder dar una respuesta mejor y más rápida a la población más anciana y vulnerable, especialmente en el entorno de las residencias. Tras dos años de pandemia nos enfrentamos a una insuficiente financiación del sistema, donde los fondos extraordinarios para el 2022 se deben mantener porque la pandemia aún no ha llegado a su fin y porque los déficits históricos del sistema sanitario deben corregirse.

¿Cree usted que la sexta ola será la última ‘gran ola’ de la pandemia?

Resulta difícil responder en términos de lo que uno cree o no, pero evidentemente es lo que espero y deseo. En las diferentes olas se han combinado en el virus distinta transmisibilidad y probablemente distinta capacidad de generar enfermedad grave, y por fortuna hemos contado rápidamente con la vacunación como freno a la transmisión y, sobre todo, a la gravedad. Actualmente un porcentaje muy alto de la población presenta algún tipo de inmunidad contra el virus y éste circula menos. Ello debería bajar la probabilidad de una nueva cepa que fuese más agresiva y/o escapase de nuestras defensas generando una nueva 'gran ola'. Pero una de las lecciones aprendidas es que estamos frente a una pandemia inédita, de la que vamos aprendiendo a medida que va evolucionando y ante la que debemos estar preparados para cualquier escenario, ya que ninguno es descartable, y deberíamos poder aplicar lo aprendido y cometer el mínimo de errores posibles.

¿Es el momento de gripalizar el Covid-19? ¿Cómo debe ser el seguimiento de la enfermedad llegado ese punto?

Creo que la palabra gripalizar no es la más afortunada, puesto que el Covid-19, hasta ahora, no ha sido como la gripe ni se ha comportado como tal. Sí debemos buscar estrategias de vigilancia y seguimiento epidemiológico que nos permitan una mayor normalización de nuestro día a día. Ante un escenario como el actual, de menor incidencia y menor gravedad clínica de la enfermedad, probablemente no sean necesarias determinadas medidas restrictivas, y tampoco el diagnóstico específico de cada caso y el seguimiento de contactos. Esto hará que se pueda pasar a un modelo de vigilancia epidemiológica más similar al de la gripe y otros virus respiratorios, con una red centinela que permita detectar rápidamente cambios en el virus o en su incidencia, y actuar a partir de esos datos.

¿Qué aprendizaje personal le deja a usted la pandemia del Covid-19?

La respuesta a esta pregunta es dinámica y cambiante. Ante la primera ola vimos grandes muestras de fortaleza, coordinación, transversalidad, solidaridad y generosidad. Todos pensábamos que la pandemia nos iba a hacer mejores. Con el paso del tiempo, las sucesivas olas y muchos otros acontecimientos a nivel local y mundial han demostrado que no hemos sabido aprovechar lo suficiente una crisis mundial que nos ha interpelado a todos y que debería haber servido para cambiar realmente los valores sociales y para reposicionar el sistema sanitario.


"En Cataluña la pandemia nos ha llevado a mejorar el sistema sanitario, a engradecerlo incluso, y a introducir avances largamente reclamados"



Aún así, por lo que hace al sistema sanitario, en Cataluña la pandemia nos ha llevado a mejorarlo, a engrandecerlo incluso, y a introducir avances largamente reclamados. Y sobre todo ha servido para iniciar una transformación en la Atención Primaria a la comunidad y en las formas de relacionarse en el propio sistema. Pero esto sólo es el principio, aún nos queda mucho trabajo por hacer.  Es un momento en que todos sufrimos fatiga pandémica, pero me preocupa que la percepción principal en este momento sea la de querer superar y olvidar, cuando creo que debería ser la de querer transformar y mejorar. Personalmente he aprendido a gestionar mejor la incertidumbre y a cultivar la resiliencia. Y también he comprobado que las mejores decisiones las toman aquellos que saben del problema y que lo afrontan en primera persona en la vida real.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.