"En Cataluña tenemos un sistema sanitario que ya no es un modelo de éxito"

El responsable de Salud de En Comú Podem, Miquel Farrés, responde a las cuestiones de Redacción Médica de cara al 14F

"En Cataluña tenemos un sistema sanitario que ya no es un modelo de éxito"
mié 10 febrero 2021. 13.20H
En Comú Podem se presenta a las elecciones catalanas del próximo 14 de feberero con la intención de llegar a un "pacto transversal" con todas las fuerzas políticas para realizar un cambio profundo en el modelo sanitario catalán. Así lo detalla a Redacción Médica el coordinador de la Sectorial Salud de Catalunya en Comú, médico de familia y miembro de las listas electores del partido, Miquel Farrés. 

¿Cuál es la principal propuesta sanitaria con la que En Comú Podem llegaría a la presidencia de la Generalitat?

Nosotros apostamos por un pacto transversal con todas las fuerzas políticas para reforzar el sistema nacional de salud a través de una nueva ley del Sistema Nacional de Salud de Cataluña que establezca organización, competencias, ordenación territorial, gobernanza, evaluación independiente y participación. Una propuesta que va junto la de garantizar que la financiación esté por encima del 7 por ciento del PIB.

Queremos homogenizar el sistema, y garantizar la contratación, la transparencia y la rendición de cuentas. No solo se trata de ampliar la cartera de servicios sino la definición de un nuevo modelo que profundice hacia un sistema de gestión pública. Actualmente el sistema es muy opaco y con poco rendimiento de cuentas. Ni si quiera los diputados tenemos acceso a los contratos con las entidades privadas o concertadas.

¿Cómo califica el estado actual del CatSalut?

Tenemos un sistema sanitario que ya no es un modelo de éxito. Antes si lo era, supo crecer en base a múltiples actores. Veníamos casi de la caridad y se avanzó mucho. Sin embargo, ahora hace años que no se ha puesto al día y se han quedado atrás propuestas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como que la Atención Primaria sea el eje principal, con recursos suficientes, desburocratizada, y con una buena calidad asistencial. Otro de los errores es que se desmontó la agencia de Salud Pública y ahora hemos conseguido rearmarla después de mucha lucha y el Covid-19 la ha sobrepasado.

¿Cómo valora la gestión de la pandemia en Cataluña?


"Hay regiones de Cataluña donde hay hasta tres semanas de espera. Esto no es Atención Primaria es un método dispensario"


Nosotros hacemos un llamamiento a la responsabilidad política, la cosa es muy seria y compleja como para hacer politiqueo con esto. Aunque no podemos negar que hay una diferencia con el enfoque que habríamos tomado nosotros. Hubiéramos sido más estricticos con los confinamientos y hubiéramos contratado a más rastreadores desde el minuto uno. Hasta la segunda ola no hubo y encima privatizados. En eso tenemos muchas diferencias.

Otro de los desastres es que se abandonó a su suerte a las residencias. Había que haberlas intervenido antes y que se cumplieran los protocolos desde el inicio de la pandemia. También echamos de menos una mayor capacidad para endeudarse y comprar el material necesario. En definitiva, si nos comparamos con Nueva Zelanda, Cataluña saca un 5 en la gestión de la pandemia, pero si nos comparamos con otros países europeos estamos en el 6-7.

Ustedes apuestan por potenciar el papel de la Atención Primaria para controlar la Salud Comunitaria ¿Estos profesionales tienen los recursos suficientes para poder desempeñar su trabajo?

Después de la ley de un nuevo plan para Sanidad la Atención Primaria es la cuestión más importante. Muchos de los problemas que se viven actualmente en otros ámbitos de la Sanidad vienen de que la Atención Primaria no está bien, se encuentra saturada y los profesionales están quemados. Grandes profesionales están cogiendo bajas o prejubilándose porque no aguantan este sistema sanitario.

Hay regiones de Cataluña donde hay hasta tres semanas de espera. Esto no es Atención Primaria es un método dispensario. Todo ello redunda en los problemas en urgencias, mayores ingresos en UCI, agravamiento de patologías…

Debido a la saturación tampoco se puede trabajar con la comunidad en aspectos como la educación para la salud o la educación sexual. Esto antes se hacía y ahora a desaparecido a no se que lo hagan un profesional sanitario en su tiempo libre o los residentes que andan un poco más libres. Es un drama, la Atención Primaria debe tener los recursos y los profesionales necesarios e incorporar otras áreas que actualmente no tiene. El médico debe acompañarte desde el nacimiento hasta la muerte. Los cuidados paliativos los deberían hacer médicos que te conocen de toda la vida.

En su programa hablan de desmercantilizar la Sanidad ¿El modelo público-privado no funciona?

Solo funciona dando asistencia a lo mínimo. Buscan el low-cost, apretando al máximo a proveedores y profesionales sanitarios. Siempre tienen déficit y los trasladan a los profesionales, sus nóminas son menores que las de compañeros de otras comunidades u otros países. Ese sistema concertado les perjudica, no tienen el mismo espacio de formación o docencia, ni de transparencia. Hay muchas empresas subcontratadas. Es toda unavtrama y red opaca, se mueve mucho dinero, pero al profesional poco le llega.  

Hasta las señoras de la limpieza tiene que pertenecer al sistema público. Durante esta pandemia recuerdo conversaciones de profesionales de la limpieza diciendo que pese a que no debían venir según los protocolos Covid lo tenían que hacer porque sino las iban a echar. Poniendo así en peligro al resto de sanitarios y de pacientes.

Tampoco pensamos en romper de golpe, la idea es ir transaccionando hacia el objetivo final de un sistema público cien por cien . Los actores privados pueden tener otras actuaciones con compromisos contractuales mucho más estrictos de transparencia y eficiencia.


"Queremos recuperar a los profesionales que se han ido al extranjero y los que han abandonado la profesión"


¿Quieren poner tiempos mínimos de consulta de 10 minutos?

Esto es muy serio. Te vas a Ecuador o Chile y tienen 25 minutos. No queremos entrar en el debate del tiempo, en función de la complejidad del paciente la consulta puede ser suficiente con unos 5 minutos y en otros necesitar 45 minutos. Lo que no puede ser es que tengas más de 30 pacientes en una mañana. Los 10 minutos es una manera de garantizar un mínimo, puede ser más o menos, pero por criterio profesional.

Las listas de espera son muy dispares en Cataluña, hay regiones que doblan o triplican a otras. ¿En Comú Podem propone alguna medida para solucionarlo? 

Es una barbaridad, la gente no lo conoce sino se tiraría a las calles. La diferencia no solo es entre regiones. Hay barrios donde la mitad tiene listas de espera razonables y la otra mitad tiene tiempos de espera brutales. Es uno de los motivos por los que queremos transaccionar hacia otro modelo. Además, según una encuesta realizada por la Consejería de Salud el 84 por ciento de los ciudadanos quiere este cambio.

En su programa hablan de aumentar las plantillas y recuperar condiciones laborales ¿Cómo lo harían?

El tercer punto más importante en nuestra estrategia para Sanidad es el plan de rescate. Queremos recuperar a los profesionales que se han ido al extranjero y los que han abandonado la profesión. Al profesional no solo hay que ofrecerle mejoras a nivel económico, si no que tengan autonomía de trabajo, que se fomente la docencia, la investigación… Cosas que hay en otros países y que también generan un efecto llamada.

¿El actual gasto en medicamentos y procedimientos terapéuticos y su ritmo de crecimiento anual es insostenible en Cataluña?

Sí, es insostenible. El gasto está desmesurado, cada vez crece más, especialmente en farmacia hospitalaria. Además, con la competición por precios en fármacos especialmente caros. Necesitamos una Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQUA), que nos asesore sobre fármacos y tecnologías sanitarias. Que nos diga si tienen o no valor añadido y a partir de ahí facilitar el trabajo a los prescriptores y los gestores fomentando esos productos. No nos referimos a no fomentar la I+D, sino a apostar por la que tenga más valor añadido.

También necesitamos una central de compras que haga un buen cribaje de cómo estamos gastando el dinero público y en que los estamos gastando. Tenemos una de las poblaciones más medicalizadas del mundo y tenemos que reducir es esto porque la ratio es extremadamente alta. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.