18 de octubre de 2017 | Actualizado: Martes a las 19:20
Autonomías > Cataluña

1-O: Denuncian que Salut dio órdenes de 'confundir' heridos y atendidos

Varios empleados denuncian que se les obligó a cuantificar a pacientes con “mareos” y “crisis de ansiedad”.

Antoni Comín y Carles Puigdemont.
 1-O: Denuncian que Salut dio órdenes de 'confundir' heridos y atendidos
Redacción
Lunes, 09 de octubre de 2017, a las 11:30
La Consejería de Salut dio la orden a los centros sanitarios de Cataluña de contabilizar como agresiones por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil a todos aquellos que fuesen atendidos durante el pasado 1 de octubre. “En el hospital se activó un protocolo del 1-O y hasta ansiedades por ver las cargas policiales en televisión se contaron como agresiones en las cargas”, relata un empleado del Hospital del Mar de Barcelona, según publica hoy el diario ‘El Mundo’.

No existe constancia documentada de dicha orden, porque según esta persona se trató de una directriz “no escrita”, que obligaba a los empleados de los centros sanitarios a tipificar como heridos por las fuerzas de seguridad del Estado a todos aquellos que simplemente fuesen atendidos, incluso aunque no presentasen evidencias de haber sufrido lesiones físicas.

De este modo, situaciones como una crisis de ansiedad provocada por haber presenciado las cargas policiales a través de la televisión entraban dentro del criterio para ser consideradas como “heridas”.  “Hubo personas que ni siquiera estaban en los colegios electorales y que acudieron al hospital muy nerviosos por ver las cargas por televisión, y se les registró con el mismo código”, asegura el empleado, quien no comparte la cifra de 893 heridos facilitada por la Generalitat tras el 1-O.

La diferencia entre heridos y atendidos

A pesar de la magnitud de esta cifra, la propia Consejería explicitó tras la jornada del 1-O que en la categoría de ‘heridos’ se incluyen tanto personas que presentaban lesiones como ciudadanos con “mareos” y “crisis de ansiedad”, aunque no especifica cuántas personas pertenecían a cada categoría.

La confusión creada por el ambiguo uso de los términos ‘herido’ –que presenta lesiones- y ‘atendido’ –incluyen tanto a heridos como a todo tipo de pacientes con dolencias no necesariamente producto de una lesión- llevó a la Consejería de Salud que dirige Antoni Comín a tuitear tras el 1-O: “Continúan ingresadas dos personas por las cargas de los cuerpos policiales del Estado que provocaron 893 heridos”. Sólo unas horas después de que los primeros informes oficiales, hechos públicos alrededor de las 14:30, apuntasen a sólo 38.

El diario también cita a un directivo de uno de los holdings sanitarios perteneciente a la Xarxa Hospitalària d'Utilització Pública (XHUP), quien asegura que “circular no hubo ninguna”, si bien “en los días previos sí insistieron mucho en que se recogieran todos los casos, no sólo los de heridos sino todos los asistidos. Hubo muchas llamadas para exigir que se recogieran exhaustivamente estos datos”. Unos datos que según este directivo, han sido inflados a propósito.