Redacción Médica
22 de octubre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 09:10
Autonomías > C-La Mancha

El Sescam atiende a más de 6.000 pacientes en Cuidados Paliativos

Un equipo de 66 profesionales en toda la región vela por la asistencia de estos enfermos

Médicos, psicólogos y enfermeros atienden a los pacientes.
El Sescam atiende a más de 6.000 pacientes en Cuidados Paliativos
Redacción
Sábado, 13 de octubre de 2018, a las 12:35
Un total de 6.385 personas han sido atendidas a lo largo de este año por los profesionales de los equipos de Cuidados Paliativos de Castilla-La Mancha tanto en los domicilios como en los centros hospitalarios, con el fin de mantener una buena calidad de vida de los pacientes en fase avanzada o incurable y a sus familiares, respetando sus valores y su derecho de autonomía.

Tal y como ha explicado la coordinadora de Red de Expertos y Profesionales de Cuidados Paliativos de Castilla-La Mancha, Inmaculada Raja Casillas, se entiende como cuidados paliativos "la asistencia integral, activa y continuada de los pacientes y sus familias por un equipo multidisciplinar cuando la expectativa médica no es la curación. La meta fundamental es dar calidad de vida al paciente y su familia sin intentar alargar la supervivencia".

Ha indicado que en la actualidad un total de 66 profesionales, entre médicos, profesionales de Enfermería, psicólogos y trabajadores sociales desarrollan su labor en la región para ofrecer una buena calidad asistencial a los pacientes en fase terminal.


Eficiencia en la atención


"Las personas que padecen una enfermedad avanzada pueden presentar gran cantidad de síntomas que generan malestar físico, psicológico, social y muchas veces se traducen en un grado variable de sufrimiento. Es ahí, donde los profesionales dedicados a los cuidados paliativos siembran la serenidad, la aceptación y la dignidad, para hacer retroceder todo ese sufrimiento", ha recalcado.

Según Raja, "Los cuidados paliativos han demostrado ampliamente su eficiencia en la atención a pacientes y familias, mejorando la calidad asistencial, abordando y dando respuesta a las necesidades que presenta, no sólo el paciente, sino también la unidad familiar, sin aumentar los costes. Esto es una evidencia demostrada tras casi 30 años de experiencia de los distintos programas específicos que se desarrollan en España".