26 de septiembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 11:00
Autonomías > C-La Mancha

35 horas: Hacienda no negocia, solo quiere la derogación

El presidente regional confía en "poder deshacerse de la amenaza del Gobierno de España"

Emiliano García-Page, presidente de Castilla- La Mancha
35 horas: Hacienda no negocia, solo quiere la derogación
Redacción
Jueves, 07 de abril de 2016, a las 13:10
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado confiado en "poder deshacerse de la amenaza del Gobierno central" de derogar la jornada laboral de 35 horas semanales a los empleados públicos de la región, pues ha avisado de que esa derogación puede poner en riesgo la creación de 450 empleos en el ámbito sanitario.

García-Page reacciona así a la falta de acuerdo en la reunión de la comisión bilateral entre Castilla-La Mancha y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La cita, que tuvo lugar el miércoles por la tarde y se planteaba como una especie de acto de conciliación entre partes, previo a la interposición de un recurso por parte del Estado, no sirvió para acercar posturas.

La Junta pretendía defender la legalidad de la vuelta a las 35 horas en la región, pero no tuvo la ocasión, según el consejero de Administraciones Públicas, Alfonso Ruiz Molina. “La reunión ha consistido en preguntar a los representantes del Gobierno de Castilla-La Mancha si estaban dispuestos a derogar esta norma” y al decirles que no, “se ha terminado la reunión y no se ha entrado al fondo del asunto”, señaló Molina al término de la cita

El resultado es que se acerca la posibilidad de un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto, según ha explicado García-Page este jueves. "Tenemos la desagradable noticia de que el Gobierno de España tiene intención de anular esa decisión y a la vuelta, dentro de un par de semanas, podemos encontrarnos con que esa anulación nos pondría en un conflicto muy serio pues pondría en riesgo el trabajo de más de 450 personas en el mundo sanitario que vamos a contratar como consecuencia de este nuevo horario", ha avisado.

Y es que, a juicio del presidente castellano-manchego, la intención del Ejecutivo de Mariano Rajoy de suspender este nuevo horario "no tiene sentido", máxime cuando Castilla-La Mancha está cumplimento de forma "rigurosa" con los estándares de rigor económico.

"Ahora Castilla-La Mancha es la comunidad, entre las regiones de régimen ordinario, que mejor está pagando a proveedores, pues lo hace a 17 días. Y esto es un síntoma de salud extraordinario", ha defendido.

Dicho esto, ha terminado asegurando que en base a la evolución del déficit de los dos primeros meses de este año "se podría decir con tranquilidad que Castilla-La Mancha va a cumplir el objetivo de déficit previsto para este año". "Estamos optimistas con este cumplimiento", ha concluido.