Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:15
Autonomías > Castilla y León

Las redes sociales están "tergiversando" el proceso abierto contra Lalanda

Todavía no se ha establecido ninguna sanción contra la médico

El presidente del Colegio de Médicos de Segovia, Enrique Guilbert.
Las redes sociales están "tergiversando" el proceso abierto contra Lalanda
J. Roibás
Miércoles, 25 de enero de 2017, a las 16:30
La médico, ilustradora y viral tuitera Mónica Lalanda comparece este miércoles ante el Colegio de Médicos de Segovia por el proceso abierto en la institución para determinar si las críticas vertidas en su blog el pasado verano en contra de la situación laboral en el Hospital de Segovia constituyen una falta grave o no. Según el presidente del Colegio de Médicos segoviano, Enrique Guilabert, hay usuarios de las redes sociales que están “tergiversando” la información que va surgiendo acerca del procedimiento para hacer daño a la institución.

En declaraciones a Redacción Médica, Guilabert ha explicado que antes del verano se les "presenta en el Colegio de Médicos una petición del jefe de servicio de Urgencias del Hospital del Segovia que solicita amparo ante unas declaraciones que se han vertido sobre él y que entiende que pueden afectar a su prestigio profesional”.

“A los pocos días, hay una denuncia en sentido contrario (es decir, de Lalanda hacia el jefe de servicio), en la que denuncia a su jefe de servicio y al gerente del hospital. A continuación, hay denuncias de varios miembros de su equipo (13 en total) que denuncian también” a Lalanda por sentirse “ofendidos”, añade Guilabert.

Por un lado, la denuncia que presenta Lalanda hacia el gerente del hospital, en la que argumentaba que este la había llamado “mentirosa” en una rueda de prensa, fue desestimada después de solicitar a varias radios presentes en la misma los audios de la comparecencia. Tras escuchar las grabaciones, el colegio de médicos llegó a la conclusión de que las acusaciones de Lalanda hacia el gerente “no se ajustan a la realidad”.

Por otro lado, la denuncia de Lalanda hacia el jefe de servicio de Urgencias del centro también fue archivada debido a que las acusaciones “no se han podido demostrar”, explica Guilabert.

Posible vulneración de los estatutos colegiales

Así las cosas, la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Segovia, después de cuatro meses, emitió un informe en el que se indica que Lalanda “puede haber vulnerado dos artículos” de los estatutos de la institución, en concreto, el 37.3 y el 38.3.

El primero de ellos establece que "los médicos se abstendrán de criticar despectivamente las actuaciones de sus colegas. Hacerlo en presencia de sus pacientes, de sus familiares o de terceros es una circunstancia agravante". En tanto, el segundo apunta que "las discrepancias entre los médicos no han de propiciar su desprestigio público. Se evitará el daño o el escándalo, no estando nunca justificadas las injurias a un colega. Se evitarán las polémicas públicas; las divergencias se resolverán en el ámbito profesional o colegial".

Por este motivo, Lalanda tendrá que comparecer ante el Colegio de Médicos de Segovia para continuar con el proceso, en el cual todavía no se le ha impuesto ninguna sanción.

El caso en las redes sociales

En ese sentido, Guilabert considera que algunos usuarios de las redes sociales están tergiversando la posibilidad de que se establezca una sanción de hasta un año a la médico. Este punto es importante, dado que, en primer lugar, la sanción es de “hasta un año”, por lo que todo el proceso puede terminar con un mero apercibimiento, con un día de sanción, una semana, cuatro meses… hasta un año. El caso es que todavía no se le ha impuesto ninguna sanción.

Preguntado acerca de la duración del proceso actual, el presidente del Colegio de Médicos de Segovia señala que no se sabe cuándo se resolverá, dado que todavía tienen que declarar tanto la contraparte como los testigos que cada uno presente.

Asimismo, a Guilabert le preocupa especialmente que en las redes sociales se diga que el Colegio de Médicos quiere “coartar la libertad de expresión de una colegiada”, dado que él, como presidente de la institución y con un marcado pasado sindicalista, también lucha contra la precariedad laboral.

“Aquí en Segovia no tengo ningún problema. Llevo 30 años luchando contra la precariedad laboral y la situación que vivimos. Siempre en la línea que ella (Lalanda) pone en su blog de que no podemos seguir trabajando en estas condiciones. Ese sentir, que me quedó de mi etapa sindical, lo mantengo”, sostiene Guilabert.