Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Autonomías > Castilla y León

El MIR suspendido en Valladolid grabó a una única doctora en el vestuario

El supuesto autor se enfrenta a penas de entre uno y dos años de prisión por un atentado contra la intimidad

Los hechos ocurrieron en el Hospital Clínico de Valladolid.
El MIR suspendido en Valladolid grabó a una única doctora en el vestuario
Redacción
Miércoles, 07 de septiembre de 2016, a las 15:40
Poco a poco se van conociendo más detalles del MIR que fue suspendido de empleo y sueldo por grabar en los vestuarios femeninos del área de Neurocirugía del Hospital Clínico de Valladolid.

Tal y como desvela ABC, el médico residente “grabó en vídeo a una única doctora cambiándose de ropa”, según aparece registrado en el ‘pendrive’ encontrado en las propias instalaciones del centro y que provocó el inicio de las investigaciones. Según este diario “aún se desconoce si el joven doctor lo dejó allí voluntariamente o fue un simple descuido que permitió que fuera desenmascarado”.

No obstante, tras el parón de agosto, el caso ya está en manos del Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, que recibió la denuncia de la fiscalía con el encargo de realizar las diligencias necesarias. El supuesto autor de los hechos –perfectamente identificado por la dirección del hospital- aún no ha declarado pero, de momento, ha sido expedientado sin empleo y sueldo hasta que se produzca una sentencia. La Justicia también tiene previsto tomar declaración a esta única víctima para conocer su versión de lo ocurrido y que, junto a la grabación encontrada, constituirá como prueba en este caso.

La pena a la que se puede enfrentar el residente, en el caso de ser declarado culpable oscila entre uno y cuatro años de prisión –en función de la gravedad- por un delito de atentado a la intimidad y de revelación de secretos, además de la imposición de multas, según recoge el artículo 197.1 del Código Penal.