Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:15
Autonomías > Castilla y León

Castilla y León estudia dar incentivos para atraer a los médicos rurales

Sanidad ha detectado 60 plazas de médicos y 40 de Enfermería de difícil cobertura

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.
Castilla y León estudia dar incentivos para atraer a los médicos rurales
Redacción
Martes, 26 de julio de 2016, a las 12:55
La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha detectado un centenar de plazas de difícil cobertura en la región y estudia la forma de que éstas resulten más atractivas para los profesionales sanitarios. Del total, 60 corresponden a médicos y 40 profesionales de la Enfermería, y en su mayoría se encuentran en demarcaciones dentro de áreas rurales, poco atractivas por su lejanía a los centros urbanos.

El Decreto de 1990 que en Castilla y León regula las zonas básicas de salud define como zonas especiales 24 de las 249 existentes. En esta regulación se plantea la posibilidad de establecer condiciones especiales para estos puestos definidos como “de difícil cobertura”. Este decreto abre la posibilidad complementos salariales, que es la opción que está barajando la Junta de Castilla y León, según publica este martes ABC. Fuentes de la Consejería han confirmado a Redacción Médica que esas medidas están “en estudio”.

Sanidad buscaría crear “incentivos” para “darle la vuelta a la situación”. El departamento está analizando las distintas soluciones que han adoptado otras comunidades autónomas. Es el caso de Andalucía, donde se definen las zonas de menor asistencia en las que se fija un precio superior para la hora de guardia. Otras autonomías como Canarias, Cantabria o Galicia cuentan con un complemento por “especial aislamiento”. En Madrid, existe algo similar para algunos pueblos de la Sierra de Guadarrama y puede suponer entre 60 y los 250 euros extra al mes.

Los puestos de difícil cobertura en Castilla y León son, en general, consultorios de zonas rurales, coincidentes con las llamadas zonas especiales, aunque la Junta también ha encontrado dificultades para encontrar facultativos en los hospitales de Miranda de Ebro y Aranda de Duero, en Burgos, y Ponferrada, en León.

Zonas especiales rurales

Burgos es la provincia donde hay más zonas especiales rurales, que corresponden a las zonas básicas de salud de Briviesca, Condado de Treviño, Espinosa de los Monteros, Sedano, Valle de Losa, Valle de Mena, Valle de Tobalina y Valle de Valdebezana. En León, hay siete: Babia, Boñar, La Cabrera, Matallana de Torío, Riaño, Bembibre y Villafranca del Bierzo; dos en Ávila (Cebreros y Gredos) y otras tantas en Salamanca (Aldeadávila de la Ribera y Vitigudino) y Soria (Pinares-Covaleda y San Pedro Manrique).

Por último, en Palencia está caracterizada como zona especial Aguilar de Campoo; en Segovia, La Sierra, y, en Zamora, la Alta Sanabria. La provincia de Valladolid no tiene ninguna de estas zonas.