Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:15
Autonomías > Castilla y León

Así se 'blinda' al MIR y al EIR para evitar fugas de talento

El programa puesto en marcha por Castilla y León es novedoso a nivel nacional y tiene un presupuesto de 2,8 millones

El presidente Juan Vicente Herrera y el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, con los jóvenes médicos y enfermeros.
Así se 'blinda' al MIR y al EIR para evitar fugas de talento
Redacción
Miércoles, 13 de julio de 2016, a las 13:00
Con un contrato de tres años y un proyecto de investigación la sanidad de Castilla y León "blinda" a sus mejores 14 médicos y enfermeras residentes, como forma de reconocer sus méritos y "retener y reforzar el talento" de la Comunidad, tal como ha explicado el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

Se trata de la segunda edición de un programa, novedoso en España y "de éxito", para fidelizar a los especialistas y reconocer su "buen hacer, dedicación, estudio, superación constante, trabajo en equipo e integración humana en la organización sanitaria" de Castilla y León y que tendrá continuidad en próximos años, ha referido Herrera en el acto de reconocimiento.

Juan Vicente Herrera y Antonio Sáez Aguado posan con los alumnos del Programa de reconocimiento e incentivación de los profesionales que finalizan su residencia en los centros e instituciones sanitarias de Castilla y León.


Algunos de los ocho hombres y cuatro mujeres que pasarán a trabajar como médicos o enfermeras especialistas en distintos hospitales y centros no son de la Comunidad -hay uno de México, otro de Logroño y otro de Vigo- pero con esta iniciativa se busca "retener e incorporar el talento como forma de reforzar determinados servicios", ha sostenido el presidente de la Junta.

Tras los quince jóvenes "fidelizados" en la primera edición, en esta se ha seleccionado a los tres mejores profesionales que finalizaron su residencia en medicina familiar y comunitaria; dos residentes de enfermería; y nueve a los mejores profesionales que finalizan su residencia del resto de especialidades médicas (excepto Medicina Familiar y Comunitaria), farmacéuticas, de Psicología y pluridisciplinares.

De los distinguidos, que trabajarán durante los próximos tres años en centros sanitarios de la Comunidad, nueve desarrollarán su actividad como especialistas -otorrinolaringología, bioquímica clínica, cardiología, neurología, psiquiatría, oncología médica, cirugía general y del aparato digestivo- en hospitales.

En concreto, tres irán al Río Hortega y otros tantos al Clínico de Valladolid, y sendos a los hospitales de Salamanca, León y Burgos. Además, otros tres ejercerán en centros de salud como médicos de familia en Valladolid y León y dos como enfermeros de familia y comunitarios en Burgos y Valladolid.

Contratos financiados

Para cada uno de los especialistas contratados se financiarán, con una cuantía máxima de mil euros, y con cargo a los presupuestos de 2017, los proyectos de investigación que pongan en marcha en sus respectivos centros de trabajo, siempre que se garantice su viabilidad.

La inversión anual de este programa, que incluye un proyecto de investigación, es de 942.977 euros, lo que en tres años supone más de 2,8 millones de euros, según se explicó tras su puesta en marcha.

Herrera ha aprovechado para reconocer el trabajo de los profesionales de la sanidad de Castilla y León, su "actitud y su aptitud", a los que ha atribuido los buenos resultados de la sanidad pública, universal y gratuita, en un momento complejo en el que han tenido que pasar por "sacrificios y estrecheces" tanto en el desarrollo de sus carreras como en las retribuciones.