Sanidad multiplica los recursos dedicados a este ámbito para dar respuesta al notable incremento de la demanda

Cantabria presenta su primer plan de choque de salud mental infanto-juvenil
El consejero de Sanidad de Cantabria, Miguel Rodríguez, junto a la gerente del Servicio Cántabro de Salud, Celia Gómez.


18 feb 2022. 17.05H
SE LEE EN 3 minutos
El Gobierno de Cantabria presenta el primer plan de choque de salud mental infanto-juvenil. Esta medida prioriza estrategias específicas de carácter preventivo y asistencial, incluye más recursos y profesionales, además de inversión en infraestructuras para "prestar la mejor atención posible a los usuarios".

Así lo han explicado este viernes en la presentación del plan de choque el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez; la gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), Celia Gómez; y el subdirector de Asistencia Sanitaria del SCS, Óscar Fernández. El objetivo de este plan es dar una respuesta rápida y eficaz al incremento de casos graves que afectan a la salud mental de niños y jóvenes, que ha producido un "considerable aumento de la demanda en la red regional de salud mental infanto-juvenil".

Se trata de dar respuesta a esta demanda y reducir la carga social y sanitaria que produce, un aspecto que se abordó con las primeras medidas preventivas adoptadas en junio de 2021, cuando se reforzaron los equipos humanos dedicados a la salud mental infanto-juvenil, una medida insuficiente teniendo en cuenta el aumento de la demanda. Este plan superpone planificación y acción, mejora los recursos asistenciales y plantea actuaciones demandadas a nivel nacional e internacional por expertos y asociaciones.

Unidad Educativo Terapéutica con tres profesionales


Entre las primeras medidas del plan está la creación, a partir de septiembre de 2022 y en coordinación con la Consejería de Educación, de la Unidad Educativo Terapéutica. Esta estará dotada con un equipo sanitario específico compuesto por un psicólogo clínico, un psiquiatra infanto-juvenil y un profesional de enfermería especialista en salud mental para dar respuesta a las necesidades derivadas de las condiciones de salud mental presentadas por el alumnado de Cantabria.

Otra iniciativa es la creación de una Unidad de Hospitalización Psiquiátrica Infanto-juvenil para ingresos a tiempo completo de este colectivo y que, según ha explicado Fernández, se ubicará en el área de Pediatría, gestionándose de forma coordinada por Pediatría y Salud Mental. Por tanto, los ingresos en el Servicio de Psiquiatría serán "solo en situaciones excepcionales".

El plan de choque también ampliará el horario y duplicará la capacidad asistencial del Hospital de Día infanto-juvenil, que reforzará su papel como "dispositivo muy eficiente, potente, que permite mantener al máximo a los menores en su medio". El subdirector de Asistencia Sanitaria del SCS ha añadido que se potenciará el programa de consultas para patologías graves, como apoyo al trabajo que ya se está realizando en las Unidades de Salud Mental Infanto-juvenil.

¿Cuántos profesionales refuerzan el servicio?


La gerente del SCS ha destacado el esfuerzo que supone esta "rápida actuación", prioritaria y necesaria. Los recursos personales que se añaden a los ya disponibles son dos psiquiatras con perfil infanto-juvenil, dos psicólogos clínicos, cuatro enfermeras de salud mental y dos auxiliares de enfermería.

Estos profesionales se suman a los que ya están prestando atención en este ámbito en el área I: cuatro psiquiatras, cuatro psicólogos y tres enfermeras de salud mental. El SCS mantendrá los recursos necesarios, bajo su criterio ahora con una "plantilla suficiente", el tiempo que la demanda lo precise.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.