18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 09:00
Autonomías > Cantabria

Cantabria, entre las CCAA con menor prevalencia de enfermedades crónicas

Es la comunidad con mayor porcentaje de consumidores de alcohol y de menor consumo diario de frutas frescas y de verdura

Equipo de la consejería de Sanidad, con la titular, María Luisa Real, en el centro.
Cantabria, entre las CCAA con menor prevalencia de enfermedades crónicas
Redacción
Domingo, 26 de junio de 2016, a las 10:00
La población de Cantabria tiene muy buena percepción de su estado de salud y además es una de las comunidades autónomas con menor prevalencia de enfermedades crónicas, entre las que destacan la diabetes por su baja frecuencia. Por el contrario, la hipercolesterolemia registra en la comunidad uno de los porcentajes más altos.

Estos son algunos de los datos del informe elaborado por el Observatorio de Salud Pública de Cantabria (OSPC) a partir de los resultados de la Encuesta Europea de Salud en España, que dio a conocer en 2015. El nuevo informe, difundido por el Gobierno de Cantabria, arroja un mayor nivel de detalle de la salud en la región.

Según los resultados, el 74,2 por ciento de la población de Cantabria de 15 o más años percibe que su salud es buena o muy buena, un 3,2 por ciento por encima de la media nacional. Cantabria también aparece como una de las comunidades con menor prevalencia de enfermedades crónicas (57,56 por ciento), siendo su frecuencia especialmente baja entre las mujeres, 6,47 puntos por debajo de la media nacional.

Así, Cantabria tiene una de las prevalencias más bajas de diabetes (5,33 por ciento), sólo superior a Baleares (5,24 por ciento). Lo contrario ocurre con la hipercolesterolemia (18,83 por ciento), uno de los porcentajes más altos, únicamente superada por Galicia (24,99 por ciento) y a 6,70 puntos de la prevalencia más baja (Asturias).

Consumo de alcohol y tabaco

Dentro de los hábitos de vida saludable, el 21,40 por ciento de los residentes en Cantabria ha reconocido fumar a diario, mientras que un 22,34 por ciento se ha declarado exfumador y un 53,60 por ciento de la población no ha fumado nunca (48,95 por ciento de media nacional). Continúa siendo mayor el porcentaje de hombres que fuman a diario (25,52 por ciento) que el de mujeres (17,52 por ciento), pero también el porcentaje de hombres que han dejado de fumar (25,55 por ciento, frente al 19,31 por ciento de mujeres).

Por otro lado, la encuesta ha reflejado que Cantabria es la comunidad con mayor porcentaje de consumidores de alcohol, ya que un 76,61 por ciento ha declarado haber bebido alcohol en los últimos 12 meses, muy por encima de la media nacional (67,32 por ciento). El consumo ha sido mayor en hombres (86,42 por ciento frente a 67,98 por ciento en mujeres).

En relación con la cantidad, el patrón de consumo en Cantabria, como en el resto de España, ha sido claramente de fin de semana, periodo en el que se duplica la cantidad ingerida respecto al resto de la semana. El consumo intensivo de alcohol es menos elevado (24,07 por ciento de la población que ha consumido en alguna ocasión) que en el resto de las comunidades autónomas (32,62 por ciento de media nacional) y es casi el doble de frecuente entre los cántabros que entre las cántabras.

En materia de alimentación, el consumo diario de frutas frescas y de verduras, ensaladas y hortalizas en Cantabria es el más bajo de España: 54,94 por ciento para el consumo de frutas y 15,61 por ciento para el de verduras, muy por debajo del resto de España.

Prevención y diagnóstico

Un 20,46 por ciento de los cántabros (el 22,79 por ciento de los hombres y el 18,14 por ciento de las mujeres) se han realizado una prueba de sangre oculta en heces --prueba de diagnóstico precoz para el cáncer de colon-- en los últimos doce meses, muy por encima de la media nacional, que se ha situado en un 8,33 por ciento. El 38,03 por ciento de las personas de 55 a 69 años (población diana del Programa de detección precoz del cáncer colorrectal en Cantabria) se han realizado la prueba en los últimos 2 años (frente al 13,70 por ciento de media nacional).

Por su parte, un 85,23 por ciento de las mujeres se ha sometido en los últimos dos años una mamografía --utilizada cada dos años para el diagnóstico precoz del cáncer de mama en las mujeres mayores de 50 años--, por encima de la media nacional, del 79,79 por ciento. Según esta encuesta, Cantabria se ha situado entre las cinco primeras comunidades autónomas con mayor tasa de mamografías bianuales.

En cuanto a la utilización de los servicios sanitarios, el 30,92 por ciento de los cántabros ha afirmado ir al médico en las últimas cuatro semanas y el 55,23 por ciento hace más de cuatro semanas pero menos de un año. En el último año han acudido al médico con más frecuencia las mujeres (92,49 por ciento) que los hombres (79,42 por ciento).
Por áreas, un 27,62 por ciento de los cántabros han consultado al médico de familia en las cuatro últimas semanas una media de 1,27 veces. Por su parte, un 7,97 por ciento han acudido al menos una vez al médico especialista.

Además, en el último año, un 5,60 por ciento de los cántabros han ido a consulta de enfermería (2,21 por ciento de los hombres y 8,81 por ciento de las mujeres), siendo Cantabria la comunidad que menos frecuencia ha registrado en este tipo de consulta.

Consumo de medicamentos

Los medicamentos más consumidos por los cántabros han sido los fármacos para el dolor (37,83 por ciento, muy por debajo de la media nacional con un 53,69 por ciento). Según la encuesta, el 36,23 por ciento de los residentes en Cantabria declaran haber sufrido dolor, con una frecuencia menor que en el resto de España. Sin embargo el 8,14 por ciento de los cántabros (por encima de la media) ha declarado que dicho dolor es severo o extremo, sin embargo, interfiere en las actividades cotidianas en una menor proporción que la media nacional (24,86 por ciento de los casos).

El resto de fármacos más consumidos se han relacionado con el control de la tensión arterial (28,88 por ciento), control del colesterol (22,82 por ciento), tranquilizantes, relajantes y pastillas para dormir (18,46 por ciento), para el estómago y aparato digestivo (14,11 por ciento, menos que la media nacional: 20,46 por ciento), y antigripales y anticatarrales (13,20 por ciento).

Las mujeres han afirmado consumir más medicamentos contra el dolor (43,53 por ciento) que los hombres (29,97 por ciento). También los tranquilizantes, relajantes y pastillas para dormir han sido más utilizados entre las mujeres (24,31 por ciento) que entre los hombres (10,34 por ciento).