Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:40
Autonomías > Canarias

Las consultas teléfonicas en Atención Primaria crecen en Canarias un 56%

En el primer semestre del año se realizaron un total de 157.813

Centro de salud del Servicio Canario de Salud (SCS).
Las consultas teléfonicas en Atención Primaria crecen en Canarias un 56%
Redacción
Viernes, 17 de agosto de 2018, a las 14:25
El servicio de consultas telefónicas en Atención Primaria del Servicio Canario de la Salud (SCS) recibió entre enero y junio de 2018 un total de 157.813 llamadas, lo que representa un incremento de la actividad del 56,37 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se registraron 109.882.

De estas 157.813 consultas telefónicas, 135.805 fueron para Medicina de Familia, 21.992 para Pediatría, 12 para Trabajo Social, tres para matrona y una para Enfermería.

En este primer semestre de 2018, las consultas más frecuentes fueron las relacionadas con las pruebas diagnósticas, seguidas de las de enfermedad y de las de trámites administrativos.

Inicio del proyecto


En noviembre de 2015 el SCS puso en marcha las consultas telefónicas en Atención Primaria en diciembre de 2015 en el área de Medicina de Familia, pero, paulatinamente, se fue extendiendo también a las consultas pediátricas, enfermeras, matronas y trabajadores sociales.

Desde su implantación y hasta abril de 2018 se realizaron en esta modalidad un total de 397.446 consultas. Con este servicio se favorece la accesibilidad de los pacientes a las consultas ante un problema de salud puntual, se disminuyen los tiempos de espera y se evitan desplazamientos innecesarios hasta el centro de salud.

Esta modalidad no sustituye a la consulta tradicional presencial, sino que la complementa en aquellos procesos en los que no sea necesario la presencia del paciente, como en el seguimiento de un problema de salud conocido o en la gestión de recetas o informes médicos. Además, esta modalidad de atención telefónica permite agilizar las consultas en Atención Primaria, conservando la misma capacidad de respuesta en la asistencia y favoreciendo la conciliación familiar y laboral.