El Hospital Dr. Negrín consume un 60% menos de combustible que en 2009

El Departamento de Ingeniería ha desarrollado un sistema propio de gestión eficiente con el que ahorran 1,3 millones

Luis Talavera, director del Departamento de Ingeniería del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín.
El Hospital Dr. Negrín consume un 60% menos de combustible que en 2009
vie 04 septiembre 2020. 18.20H
“No solo nos permitirnos poder pagar un hospital como este gracias al sistema de ahorro energético que aplicamos sino que, además, reinvertimos en atención al paciente para que sea sostenible”. Así explica el director del Departamento de Ingeniería del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, Luis Talavera, los beneficios de la gestión inteligente implantada en el edificio de forma progresiva desde su apertura, a mitad de 1999, hasta la actualidad.

“Ofrecemos los mismos servicios pero consumiendo menos recursos”, asegura. A su juicio, “estamos cumpliendo el objetivo de consumir menos energía y emitir menos CO2 con creces, porque hemos cambiado la mentalidad de la gestión a una mentalidad sostenible, en línea con las metas de la UE para 2020 hasta ahora, y las nuevas metas para 2030, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030”. La clave para Talavera está en aplicar el cambio de mentalidad del departamento que dirige.


"Con estas cifras está probado que consumimos menos recursos y que obtenemos un margen para mejorar los servicios sanitarios"


“Gracias a la visión estratégica, tomamos decisiones en función de cómo queremos estar en 10 años y así aplicamos la eficiencia energética en todos nuestros procesos”. De hecho, incluso renovando la maquinaria industrial y a pesar del aumento de actividad sanitaria, en los últimos cinco años se ha logrado consumir un 60 por ciento menos de combustible, y el consumo de electricidad ha disminuido aproximadamente un 20 por ciento, lo que ha dejado “6.000.000 euros en ahorros en los últimos 10 años”, subraya.

El hospital explica eficiencia energética en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín se logra mediante la reingeniería de los procesos de la producción energética, el control de la demanda, la reprogramación del control industrial que gestiona el edificio para adaptarse en tiempo real a las necesidades, y al rediseño de la Sala de Calderas y los Sistemas de Producción Térmica ubicados en el edificio.

El ahorro, prosiguen, se realiza a través de la producción térmica y el consumo del edificio, con el control automático del hospital. Este dirige los horarios y las acciones de 32.000 puntos conectados del inmueble sanitario para un funcionamiento más óptimo. De esta forma, se ha logrado sacar el máximo rendimiento a la maquinaria que ya había y se ha ido incorporando equipamiento que ofrece un mayor ahorro energético. Gracias a ello, consumen cada año 4.600.000 kWh térmicos menos que en 2009, y casi 8.000.000 kWh térmicos que en los años 2000 y 2001.

Una de las infraestructuras sanitarias de referencia


Por eso, a día de hoy se ahorra en combustible cada año 850.000 euros, comparado con el coste que supondría tener hoy el mismo consumo que el año 2001. A ello se suman los más de 450.000 € de ahorro anual en electricidad, también respecto al consumo del mismo año; así en total hoy se ahorran en total 1.300.000 € al año en comparación con tener el mismo consumo energético que en 2001.

“La apuesta por una gestión inteligente del edificio nos ha salido bien y además”, destaca Luis Talavera, “conviene, porque con estas cifras está probado que consumimos menos recursos y que obtenemos un margen para mejorar los servicios sanitarios”. En este sentido, el director del Departamento de Ingeniería se muestra “muy satisfecho”, ya que “ahora en el hospital consumimos el mínimo de recursos ofreciendo las mismas prestaciones”.

De hecho, por esta experiencia de mejora de la eficiencia energética el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín ha optado en 2017 a los Premios Profesor Barea, en la categoría de transformación de procesos y progreso tecnológico que otorga cada año la Fundación Signo, y que fomenta los proyectos de gestión sanitaria y promueve la innovación y la eficiencia de los servicios sanitarios.

Por todo esto, y “por mantener criterios de excelencia técnica, innovación, y gestión inteligente orientada al medio y largo plazo”, indican que el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín sigue siendo, más de 20 años después de su inauguración, "una de las infraestructuras sanitarias de referencia, también en relación a la eficiencia energética y la sostenibilidad".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.