22 de noviembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 21:35
Autonomías > Canarias

"Vamos a denunciar los conciertos sanitarios ante el Ministerio Fiscal"

El portavoz de Podemos en el Parlamento canario, Juan Márquez, quiere una nueva Ley de sanidad que "blinde" a la pública

Juan Márquez, en el Parlamento canario.
"Vamos a denunciar los conciertos sanitarios ante el Ministerio Fiscal"
Sergio López
Viernes, 17 de febrero de 2017, a las 09:00
Juan Márquez Fandiño (Las Palmas, 1984) compagina su actividad en el Parlamento canario con su trabajo en la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Este licenciado en Música por el Conservatorio de La Haya (Holanda), con una larga trayectoria como solista en orquestas de varios países y como profesor de música, ha sabido ponerse al día con las políticas de salud pública en su comunidad autónoma. Como miembro de la Comisión de Sanidad en la cámara regional se ha propuesto llevar a cabo una férrea fiscalización de la labor del nuevo consejero, José Manuel Baltar.
 
Podemos acaba de presentar en el Parlamento una PNL para auditar la concertación sanitaria en Canarias. No ha salido adelante, aunque el consejero Baltar se muestra ahora dispuesto a auditar los conciertos. ¿Qué esperaban con esta iniciativa?
 
Esta PNL viene motivada por un escrito que traslada la Audiencia de Cuentas de Canarias al Parlamento en el que se nos dice que no tienen la capacidad de auditar la concertación en Canarias, dado su volumen. Esto hace que nos salten las alarmas, porque nadie está fiscalizando. La Ley de 1994 de Ordenacion Sanitaria dice que los conciertos en sanidad deben tener un periodo limitado y criterios eficiencia económica; y, como no se está evaluando, consideramos que la única salida es encargar una auditoria externa controlada por la propia Audiencia de Cuentas. Si Fernando Clavijo (presidente del Gobierno canario) encargó un estudio para saber cuánto gasto suponía el tratamiento de la hepatitis C en canarias –unos 30 millones de euros–, no entendemos cómo no lo hace con concertación, que está suponiendo 200 millones de euros. Y eso, según la Consejería, porque nosotros creemos que es más dinero, ya que se está facturando con clínicas con las que no tenemos conciertos.
 
¿Cómo es posible que se facture a clínicas con las que no hay conciertos?
 
Bueno, es que el propio Consejo Consultivo de Canarias habla de un absoluto desprecio hacia la legislación a la hora de facturar.
 

"En Tenerife no se ha construido ni una cama de agudos desde 1978 y no tengo confianza en que la nueva Administración vaya a cambiar"


Más allá de esta PNL, ¿planean alguna acción para fiscalizar los conciertos?
 
Dado que se tumbó la auditoría, vamos a denunciar los conciertos sanitarios ante el Ministerio Fiscal. Vamos a llevar este asunto ante la justicia porque creemos que en Canarias se pueden estar llevando a cabo infracciones gravísimas en materia de contratación pública.
 
Baltar ha negado que existan informes para terminar con algunas externalizaciones que propuso Morera, como la del Doctor Negrín.
 
Efectivamente. Lo negó en sede parlamentaria en su primera sesión de control. Empezamos ya así. Para empezar, debería ser al revés: lo que se debería hacer es justificar que hay razones para externalizar un servicio y no lo contrario. Pero sí, hay un informe de la administración saliente que dice que internalizar la Medicina Nuclear del Doctor Negrín supondría un ahorro 780.000 euros.
 
Más allá de este asunto, ¿tiene confianza en que la llegada del nuevo consejero desatasque algunos asuntos, como las obras en el Hospital del Sur de Tenerife (en Arona) o los trabajos pendientes en el del Norte?
 
En Tenerife ha habido una absoluta paralización del crecimiento de los hospitales públicos. En la isla no se ha creado una sola cama de agudos desde 1978 en la sanidad pública. Si estos dos hospitales comarcales se reforzaran y se convirtieran en hospitales de verdad, con atención especializada y las 24 horas, la situación mejoraría bastante. Pero cualquier refuerzo en el Hospital del Norte de Tenerife y el inacabado hospital del Sur perjudicaría a las clínicas privadas, que han crecido de manera exponencial en la isla, por lo que no tengo absolutamente ninguna confianza en que los actuales dirigentes políticos vayan a hacerlo. Hay que tener en cuenta que las urgencias en Tenerife, tanto en el Norte como en el Sur, pasan primero por los hospitales privados del grupo Hospiten y luego se derivan a la pública.
 
¿Cómo valoran el incremento presupuestario en Sanidad de 70 millones de euros que recogen los presupuestos de 2017?
 
Aunque Clavijo hable de aumento presupuestario en Sanidad, es mentira; porque lo que se ha hecho es cubrir los déficits presupuestarios de años anteriores y pagar la paga extra que se tenía que devolver. El gasto sanitario ha seguido bajando y es bastante bajo con respecto al del resto de España, especialmente teniendo en cuenta que en Canarias hay un factor que debería encarecerla con respecto al resto, como es la insularidad.
 

"No me cabe duda de que Jesús Morera es un defensor de la Sanidad Pública, pero tenía un campo de actuación muy limitado por los intereses de CC"


¿Qué opinión tienen en Podemos de la labor del exconsejero Jesús Morera?
 
El PSOE pactó con Coalición Canaria y pactar con ese último partido es tener los pies y manos atados por los intereses de una oligarquía que es la que maneja las políticas públicas en Canarias y se enriquece gracias a ello. Los socialistas pusieron al frente de Sanidad a Jesús Morera, que es un profesional intachable, un neurocirujano de mucho prestigio y –no me cabe ninguna duda–un defensor de la sanidad pública. Pero tenía un campo de actuación muy limitado por los intereses de Coalición Canaria. La primera alerta que salta sobre la continuidad del Gobierno sale a raíz de la intención de Morera de empezar a revisar algunos contratos con las privadas. Desde mi punto de vista, Morera pudo haber hecho más, claro… pero desconozco las presiones que pudo recibir.
 
A nivel laboral, ¿cómo valoran la situación de los trabajadores de la sanidad canaria?
 
Existe una carga importantísima de trabajo. Hemos encargado un estudio, cuyos resultados esperamos hacer públicos los próximos meses sobre el ‘burn out’. Los primeros indicadores que estamos viendo nos muestran un enorme nivel de estrés, debido a la falta de recursos humanos. Sobre todo en las urgencias.
 
Además de este asunto, ¿qué iniciativas parlamentarias planean llevar a cabo a lo largo de los próximos meses?
 
Nosotros apostamos por reforzar la Atención Primaria y la medicina preventiva. Ya lo planteamos en el primer borrador del Plan de Urgencias, que se tramitó en el Parlamento y que ahora tiene que desarrollar la Consejería. También, en el marco del Plan de Salud, defendemos la participación de todos los sectores en la gestión sanitaria. Hay una gestión muy gerencializada, donde profesionales y pacientes no están teniendo el papel que deberían tener. Creemos que la gerencia no es solo una gestión de recursos.
 
En ese sentido, ¿qué opinión le merecen las iniciativas en la línea de ‘profesionalizar’ la gestión sanitaria que están llevando a cabo algunas autonomías.
 
Acabamos de conocer que el nuevo director del Instituto Canario de Hemodonación (ICHH) -con todos los respetos del mundo- era chófer de un camión de residuos en un municipio de La Gomera. Se afilió a CC y ahora es director del ICHH. Insisto, todo el respeto del mundo hacia esa persona y hacia todas las personas que trabajan en gestión de residuos, pero no nos encaja su perfil para dirigir el Instituto de Hemodonación. ¡Por supuestísimo que hay que profesionalizar la gestión y que no debe depender de la afiliación política! Uno de los problemas que se encontró el PSOE cuando llegó a la Consejería es mucha de la gente que se encontró en puestos de gestión importante.
 
¿Hay alguna otra iniciativa que vayan a llevar al Parlamento y que quiera destacar?
 
Hay una iniciativa legislativa popular (ILP) que llegó al parlamento avalada por 25.000 firmas y que pide proteger el derecho a la sanidad pública de los ciudadanos. Queremos plantear una nueva Ley de ordenación sanitaria que parta de esa ILP y sirva para defender el derecho a la salud de los ciudadanos, potenciar medicina preventiva… y que blinde la sanidad pública frente a los intereses especulativos. Hay una ola neoliberal que busca la precarización de los servicios públicos para después justificar su privatización y en Canarias tenemos que protegernos frente a esa ola.
 
Aparte de todo lo mencionado, ¿qué otros desafíos cree que tiene la sanidad canaria?
 
Muchos especialistas no quieren trasladarse a las islas no capitalinas. Debería plantearse una política de incentivos. Además, Lanzarote o Fuerteventura no tienen servicio de Radioterapia y la ciudadanía se está movilizando para reclamarlo. Pensemos en que son personas enfermas, debilitadas en muchos casos, que tienen que coger aviones para ir a tratarse a las islas capitalinas. Hay muchísimos retos y poco dinero... y mucho nos tenemos que esto no va a mejorar hasta que no logremos echar a CC y ahí entra nuestro sistema electoral, que hace que sean el partido con más representación parlamentaria, pese a ser el tercero en votos.
 

"Por mucho que Baltar intente vestirse de defensor de lo público, va a tener dificultades enormes para disimular que viene de un 'lobby'"


Sobre la Radioterapia, la anterior Consejería elaboró un informe en el que señalaba que llevar la radioterapia era un asunto complejo, por las ratios poblacionales de estas islas.
 
Esa respuesta estaría muy bien si nos la diera una empresa privada. Hablamos de servicios públicos esenciales. ¿Acaso no ponemos escuelas en las islas pequeñas aunque haya pocos alumnos?
 
¿Qué opinan del nuevo consejero? Pese a todos los temores que se han expresado estos días, las intervenciones de Baltar han sido hasta ahora muy conciliadoras.
 
Por mucho que ahora intente vestirse de defensor de lo público, a tener dificultades enormes para intentar disimular que viene de un lobby. Entiendo que hay que darle un poco de margen, pero hay actitudes arrogantes que creo que, a nivel parlamentario, no funcionan. A mí me respondió que para poder cuestionar el modelo hay que conocer los datos. En nuestro grupo estamos bien informados y asesorados en materia sanitaria profesionales de altísimo nivel tanto de la medicina como de la gestión y los datos que le ponemos encima de la mesa vienen avalados por órganos como el propio Consejo Consultivo, la Audiencia de Cuentas, las universidades…
 
¿Qué relación mantiene Podemos con el resto de fuerzas en el Parlamento canario?
 
Nosotros, en materia sanitaria, mantenemos la intención de construir y llegar a acuerdos con todos los grupos.