Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00
Autonomías > Baleares

Ya son cinco las CCAA que regulan el uso terapéutico del cannabis

El Parlamento balear aprueba una proposición a iniciativa de los grupos de izquierda

El portavoz de MÉS por Mallorca, David Abril, defendiendo su iniciativa en el Parlament.
Ya son cinco las CCAA que regulan el uso terapéutico del cannabis
Lunes, 24 de octubre de 2016, a las 16:00
El Parlamento de Baleares ha aprobado en el pleno de este martes la creación de una ponencia para la regulación de los clubes sociales de cannabis y el uso terapéutico de esta sustancia en la Comunidad. Se trata de una proposición no de ley conjunta presentada por los grupos MÉS, PSIB y Podem, que juntos han sumado la mayoría necesaria en la cámara balear para sacar adelante la iniciativa, que también ha sido apoyada por Ciudadanos, con la abstención del Partido Popular

La ponencia estará integrada en el seno de la Comisión de Salud y recogerá opiniones y aportaciones de expertos para abordar "el reconocimiento del uso terapéutico del cannabis por parte de personas enfermas para que esta sustancia pueda ser un complemento o sustitutivo en el tratamiento de diferentes síntomas, así como la eventual formación y atención en el sistema sanitario público", tal y como reza la proposición no de ley.

Con ella se persigue "promover la regulación específica de la actividad" de estos clubes sociales y "el cultivo, desde una perspectiva de salud pública", con la creación de un registro para estas asociaciones. Además, se plantea la creación de un departamento en la sanidad pública para atender consultas de pacientes puedan beneficiarse del consumo terapéutico de cannabis y que este órgano de la administración colabore con los clubes cannábicos. En concreto, y según la pnl,  "se facilitará formación específica y destinará el personal cualificado en los departamentos de atención terapéutica con cannabis para atender todas estas solicitudes y demandas de pacientes que día tras día se dirigen a los clubes sociales".

Durante su turno de defensa de la iniciativa, el portavoz de MÉS por Mallorca, David Abril, ha dicho que esta PNL "no pretende legalizar la marihuana" sino que está hecha desde un posicionamiento "riguroso y serio" con el objetivo de regular "una realidad social". 

El diputado de Podemos, Carlos Saura, ha dicho, además, que "los tiempos avanzan" y que hay que seguir los pasos de los que "van por delante", en clara alusión a otras comunidades que yan dado pasos en este sentido. Por otra pare, la portavoz de MÉS per Menorca, Patricia Font, ha planteado que el cultivo de esta planta podría repercutir en la economía de manera positiva. 

El portavoz de Ciudadanos, Xavier Pericay, también se ha manifestado a favor de la creación de la ponencia de estudio ya que considera que es una "realidad social" y ha propuesto -mediante una enmienda- que se desarrollen "nuevos programas de información, prevención y concienciación de las consecuencias nocivas para la salud derivadas del consumo del cannabis y otras drogodependencias". Desde el PP, que ha se abstenido, el diputado Vicent Serra ha asegurado que en la PNL se mezcla el concepto de club cannábico con el de la prevención. 

El exconsejero de Salud y diputado socialista Vicenç Thomàs ha asegurado que "500.000 personas consumen esta sustancia cada día en nuestro país y, por lo tanto tenemos que dar pasos en el sentido de su regulación".  De hecho, no es la primera vez que su grupo intenta regular el uso terapeutico del cannabis. Tanto en 2001 como en 2008 los socialista presentaron iniciativas que no salieron adelante. 

La Federación de Asociaciones Cannábicas ha cifrado en 29 los clubes de consumidores de cannabis existentes en Baleares. Todos ellos actualmente en el limbo lega, que de salir adelante la iniciativa deberán ser sometidos a su regulación mediante una normativa específica, su registro oficial y su supervisión pública.

El uso terapéutico del cannabis, ya regulado en otras comunidades autónomas

Baleares sigue la estela de otras comunidades autónomas que ya han regulado - o están en trámites- el uso terapéutico del cannabis, esto es, País Vasco, Navarra, Cataluña y Valencia. En la primera, el departamento de Salud consiguió sacar adelante la Ley de Adicciones el pasado mes de abril, con un apartado específico que reconoce a los clubes sociales de cannabis. Precisamente este apartado de la norma ha sido recurrido por Moncloa. 

Navarra también se articuló una regulación completa de estos clubes con una proposición no de ley que se presentó a través de recogida de firmas y que desembocó en la actual la Ley Foral de las Asociaciones de Cannabis de Navarra. Pero fue recurrida inmediatamente por el Gobierno central y actualmente está suspendida y a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie. 

Por su parte, el Parlament de Cataluña dio a finales del pasado mes de julio luz verde a una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre la regulación de las asociaciones cannábicas que busca una norma reguladora de los clubes sociales de cannabis. De esta forma, se ha abierto un proceso de comparecencias en las que 30 expertos opinan sobre como afrontar dicha regulación. Este período se estima que concluya a finales de noviembre.

Buena nota tomó el Ayuntamiento de Alicante de un sentencia de un tribunal del País Vasco que reconocía la capacidad del ayuntamiento para regular esta actividad. Por ello, sacó adelante el pasado mes de julio una ordenanza municipal legalizaba estos clubs. 

A nivel nacional, los partidos con representación en el Congreso también se han 'mojado' en la regularización de la marihuana. Ciudadanos es partidario de legalizarla, tanto para el consumo particular como para el uso terapeútico por razones de salud pública. La pretensión del grupo de Albert Rivera es impulsar una ley que despenalice y regule a nivel estatal la producción y distribución tanto del cannabis como de sus derivados. También Podemos lo incluye en su programa electoral.