Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Baleares

Las 3 excepciones para evitar la jubilación forzosa en Baleares

El gobierno balear trabaja desde hace meses en un nuevo Plan de RRHH que solucione esta vieja reivindicación

Patricia Gómez, consejera de Salud.
Las 3 excepciones para evitar la jubilación forzosa en Baleares
Marta Fernández
Miércoles, 06 de abril de 2016, a las 11:40
El gobierno balear lleva meses dándole vueltas a un nuevo Plan de Recursos Humanos que solucione la vieja reivindicación de los sindicatos de anular la jubilación forzosa. A falta de cerrar los últimos flecos, los médicos baleares podrán continuar ejerciendo más allá de los 65 años.

El borrador del nuevo Plan de Ordenación de Recursos Humanos, al que ha tenido acceso Redacción Médica, contempla varios supuestos en los que se acepta una prórroga de la edad de jubilación de los facultativos. En concreto, este borrador establece tres cláusulas en las que se podrá anular la jubilación forzosa.

La primera de ellas, se produce cuando el solicitante pertenece a una categoría o especialidad deficitaria en el ámbito territorial de la gerencia en la que preste servicio. Es decir, cuando el facultativo ocupe una plaza donde “el déficit de profesionales se pueda acreditar por una desviación en la ratio de especialista por habitantes en relación a la media del SNS”, según han explicado fuentes de la Consejería de Salud.

Asimismo, se valorará la prórroga de su contrato por el bajo número de participantes en las últimas convocatorias de selección y por el bajo número de inscripciones en la bolsa de trabajo temporal del ámbito geográfico. Y es que, según ha informado el gobierno balear en numerosas ocasiones, el déficit de algunos especialistas en las Islas es notable, especialmente en Pediatría.

El segundo de los supuestos se daría cuando el solicitante es “facultativo especialista de área con especial cualificación y competencia en determinadas áreas funcionales y/o ámbitos territoriales”, ha explicado la Consejería.

Por último, el tercer caso en el que se podría alargar la edad de jubilación sería cuando al solicitante le faltan seis años o menos para completar la cotización que le dé derecho a la pensión de jubilación. En este caso, se le permitirá ampliar la permanencia en el servicio activo para completar la cotización necesaria.

Este nuevo plan se encuentra en fase de borrador, y, como recuerdan desde la Consejería, “aún se tiene que consensuar con los sindicatos y negociarse en Mesa Sectorial”, aunque éstos han estado presentes en diferentes fases de la redacción del texto.

El nuevo Plan de Reordenación de Recursos Humanos viene a llenar el vacío que existe en este campo ya que durante la pasada legislatura se realizaron varios planes de recursos humanos que fueron anulados por una sentencia judicial. Por ello,  la norma aplicable actualmente es la de la jubilación forzosa a los 65 años, tal y como establece la ley en toda España y como se está haciendo en el resto de comunidades autónomas.