Fuster ha asegurado que las innovaciones "han llegado para quedarse"

IbSalut apuesta por la atención telemática al ser "parte del futuro"
El director general del IbSalut, Juli Fuster, en comparecencia parlamentaria.


10 mar 2021. 17.10H
SE LEE EN 3 minutos
El director del Servicio balear de Salud (IbSalut), Juli Fuster, ha avisado este martes de que la atención telemática en Atención Primaria "es parte del futuro", si bien "no por su condición de filtro sino para resolver problemas de manera más sencilla y ágil".

Así se ha expresado Fuster durante su comparecencia ante la Comisión de Salud para informar sobre la situación actual y las medidas previstas en Atención Primaria, solicitada por el PI por vía de urgencia en octubre.

El director del IbSalut ha repasado las adaptaciones realizadas en el servicio, augurando que "estas innovaciones han llegado para quedarse".

Con todo, Fuster ha pedido disculpas por la "pérdida de accesibilidad" para la población que han supuesto los cambios implantados debido al Covid-19, como los dobles circuitos que implicaron "tener que prescindir de la asignación de personas por facultativo o enfermera"; pero ha defendido que esa medida fue "totalmente necesaria" y que "evitó contagios".

El director del IbSalut ha aclarado que actualmente "esta situación está recuperada" aunque se mantiene la necesidad de realizar filtro telefónico para proteger tanto a profesionales como a usuarios.

A largo plazo, el IbSalut trabaja en soluciones para la atención telefónica como llamadas de salida por centralita única, directamente por IP desde ordenadores, y modernizar la línea en general de Atención Primaria.

Por otra parte, Fuster ha indicado que el plan de infraestructuras contempla la construcción este año de cinco centros de salud -Bons Aires, Son Ferriol, Artà, Pollença y Trencadors- y cuatro unidades básicas -Santa Margalida, Consell, Sant Joan y Montuïri-. En la segunda fase se prevé construir otros nueve centros y unidades, entre ellos el de Pere Garau.

El director del IbSalut ha destacado también la puesta en marcha del rastreo de casos de Covid-19 para cortar cadenas de transmisión. Actualmente trabajan en Baleares 400 rastreadores, de los que 96 son militares, que hasta este miércoles han rastreado 29.446 casos de más de 130.000 contratos estrechos; un total de 30.162 se confirmaron como caso positivo. En la última semana, se han rastreado 196 casos y 972 contactos.

Igualmente, el director del IbSalut ha resaltado los dispositivos de cribado, que han ejecutado una veintena de cribados poblacionales masivos, con pruebas a más de 50.000 personas. Estos cribados permitieron cortar más de un millar de cadenas de contagio.

Complemento de productividad por el Covid-19


Por otro lado, el Govern balear ha planteado a los sindicatos destinar 10 millones de euros a incrementar el complemento de productividad de los trabajadores sanitarios, un gesto con el que se quiere reconocer su especial "implicación" ante la lucha contra la pandemia de COVID-19.

El pasado martes, la consellera, Patricia Gómez, ya había anticipado durante el pleno una subida del complemento de productividad variable del personal sanitario que está afrontando la pandemia, pero no había precisado la cifra.

Fuster ha explicado este miércoles que el Govern ha puesto sobre la mesa esta cantidad, pero que actualmente "está en fase de discusión" y los detalles -entre ellos, el reparto concreto- deben acordarse en el marco de la Mesa del Empleado Público.

En cualquier caso, el director del IbSalut ha defendido que se trata de "una cantidad muy superior" a la de otros años. "Entendemos que el año 2020 hubo un esfuerzo muy grande", ha declarado.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.