Las Islas Baleares han puesto en marcha una unidad específica para atraer y retener profesionales sanitarios

Contratos puente de hasta 3 años para fichar MIR previo paso a plaza fija
El director del IB-Salut, Manuel Palomino.


04 nov 2022. 14.00H
SE LEE EN 4 minutos
El déficit de profesionales sanitarios es un habitual en el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS). Ante este escenario, las comunidades autónomas están moviendo sus fichas para tratar de ampliar y adecuar las plantillas de sus servicios de salud y así seguir garantizando una asistencia de calidad. En este escenario, las Islas Baleares han sido las últimas en mover pieza. Para ello, trabajan en ofrecer “contratos puente” de hasta tres años, el máximo que permite la ley, a los MIR que terminen su residencia para que, en ese tiempo, se queden en el archipiélago a la espera de que se cree una vacante en su especialidad y puedan optar a ella, logrando así una plaza fija dentro del Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ib-Salut). 

“Vamos a estudiar la situación de cada uno de los residentes que terminan su formación”, y así ofrecerles, a medida,  "un contrato puente que le permita a ese profesional estabilidad laboral”. Así lo ha revelado el director del IB-Salut, Manuel Palomino, a Redacción Médica. “Hay una situación que se viene produciendo y que nos impide retener talento. Por ello queremos aprovechar que los hemos formado, porque, simplemente, en el año en el que terminaron la residencia no había plazas disponibles para trabajar en su especialidad”, reconoce. “Sin embargo, al año o dos años lo más probable es que haya disponibilidad”, sostiene, de ahí el papel de los contratos puente.

“Podemos ir más allá y, si hacemos una previsión de las jubilaciones a uno o dos años vista, ofrecer contratos a los MIR que terminan para que se queden con nosotros durante ese tiempo y que después puedan optar a la plaza que ha quedado vacante”, sostiene. A su juicio, el ofrecer contratos de corta o larga duración, en la mayoría de los casos, “depende de una cuestión de previsión, nada más”. “Los gestores nos tenemos que adaptar a las demandas de los profesionales sanitarios”, subraya Palomino.


Unidad de Atención al Profesional


Todo este trabajo será desarrollado el servicio de Recursos Humanos del IB-Salut, que se ha puesto en modo busca y captura de especialistas, y ha creado una unidad  ‘ad hoc’ para ofrecer, convencer y retener a sus trabajadores, no solo residentes. Bajo el nombre de Unidad de Atención al Profesional y liderada por Miguel Ángel Roca, su objetivo es, por un lado, tratar de retener a los MIR, pero también a los estudiantes de Medicina y Enfermería que se forman en las islas para que realicen su residencia en el archipiélago.

"Se trata de captar talento en los centros formativos y establecer un contacto personalizado con quien no quiera prorrogar su vinculación o con quien se planteé venir a trabajar a las Islas. Pero también se tratará con los profesionales sanitarios que ya ejercen en Baleares, o que vienen de fuera y desean hacerlo, para que se puedan quedar", confiesa Palomino. 


"Los gestores nos tenemos que adaptar a las demandas de los profesionales sanitarios"



Este proyecto se basa en una experiencia de un proyecto piloto que hemos realizado en Ibiza, donde observamos que para contratar profesionales sanitarios no bastaba con publicar un anuncio de oferta laboral estándar y genérica”, argumenta el director del Ib-Salut. “Hemos detectado que es mejor personalizar las ofertas, acercarnos a cada profesional sanitario y mejorar la información para poder captar mejor”, explica.

De este modo, se espera que el profesional sanitario “sepa cuáles serán sus condiciones laborales en su totalidad, no solo aquello que está reglado”. Por ejemplo, qué guardias va a poder realizar y dónde, qué actividades extraordinarias podrá desempeñar o cómo será su día a día en el trabajo. “Es profesionalizar la Unidad de Recursos Humanos para evaluar las necesidades de los profesionales sanitarios y su intención de vida laboral”, sostiene.

Asimismo, otra de las funciones de esta unidad será la de asesorar en lo referente a las homologaciones de títulos de los profesionales extracomunitarios. El proceso, que depende de Ministerio, puede tardar años, pero también es posible reducir los plazos. Sobre si debieran ser las comunidades autónomas quienes gestionaran esta cuestión, Palomino opta por “no posicionarse” al respecto.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.