Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Autonomías > Asturias

El portavoz sanitario de Podemos, tras un desalojo ocupa: "Estudiaba allí"

La Fiscalía ha pedido una multa de 1.440 euros para Fernández Vilanova y el resto de compañeros

Andrés Fernández Vilanova, portavoz sanitario de Podemos en Asturias.
El portavoz sanitario de Podemos, tras un desalojo ocupa: "Estudiaba allí"
Redacción
Martes, 03 de abril de 2018, a las 16:50
Andrés Fernández Vilanova, portavoz de Sanidad de Podemos en el Parlamento asturiano, ha declarado este martes en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) durante el juicio por la usurpación del edificio conocido como La Madreña. El político ha afirmado que era asistente del centro, pero que no participó en la ocupación del edificio.

El diputado ha asegurado que el día en el que se produjo el desalojo del edificio él se encontraba allí porque había pasado la noche estudiando en el centro. Además, ha explicado que había ido varias veces al centro desde su creación, pero que era uno más de los que participaba en las actividades que allí se desarrollaban, nada más.

Yo lo que conocía era por los medios de comunicación. Participaba en las actividades pero desconocía los detalles del procedimiento que llevaba a cabo el titular del edificio, lo que conocía era por los medios", ha dicho Fernández Vilanova. Además, ha explicado que él no tenía llaves del centro y que el lugar siempre permanecía abierto.

Respecto al día del desalojo del edificio ha indicado que llegó por la tarde al mismo y de madrugada "estaba estudiando en su interior y no dormía". "La Madreña no se utilizaba para pernoctar, nadie se quedaba allí a dormir", ha dicho Fernández Vilanova, que ha asegurado que trataron de recoger el máximo número de objetos posibles para que no fuesen desechados, pero únicamente era suya una bicicleta.

Multas para los acusados

Estos hechos ocurrieron en noviembre de 2011 cuando un grupo de personas decidió instalarse en la antigua sede de la Consejería de Salud, aunque no fue hasta 2014 que fueron desalojados por la policía. Finalmente, la Fiscalía ha pedido sanciones económicas de 1.440 euros para Fernández Vilanova y los otros nueve acusado de un delito de usurpación de un inmueble.