24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Autonomías > Asturias

El Hospital de Cabueñes evalúa la eficacia de determinados fármacos

Inicia un programa para determinar la eficacia de medicamentos en Dermatología, Digestivo, Oncología y Reumatología

El objetivo es mejorar la asistencia de los pacientes.
El Hospital de Cabueñes evalúa la eficacia de determinados fármacos
Redacción
Domingo, 06 de agosto de 2017, a las 12:00
El Hospital Universitario de Cabueñes ha iniciado un programa de evaluación de la eficacia de las innovaciones farmacológicas sobre la salud de pacientes, que se llevará a cabo en las especialidades de Dermatología, Digestivo, Oncología Médica y Reumatología. Los primeros resultados se darán a conocer tras el verano y dependiendo de ellos se valorará la extensión de este ensayo a otras especialidades médicas y patologías, según ha informado el Gobierno asturiano a través de una nota de prensa.

La metodología consiste en la creación de diversos equipos multidisciplinares, en los que se integran profesionales de cada una de las especialidades, así como farmacéuticos y la propia dirección del hospital, encargados de seleccionar las variables a medir para evaluar los resultados y en qué momento, desde el inicio del tratamiento, se llevará cabo este control.

La inclusión en la práctica clínica de innovaciones farmacológicas se suele realizar dependiendo de los resultados de ensayos practicados en condiciones ideales de estudio, a menudo distintas de las que se dan en la vida real, y con pacientes que muchas veces difieren de los que son tratados con estos medicamentos. Por ello, este programa trata de evidenciar qué resultados se obtienen con esos fármacos en la práctica habitual y con aquellos usuarios que son atendidos en las consultas hospitalarias.

Con este programa se pretende mejorar la eficiencia en el uso de fármacos y evitar que se prolonguen aquellos tratamientos que no están alcanzando los resultados esperados. A cambio, se buscarían otras alternativas terapéuticas, lo que redundará en una mejor asistencia al paciente, al mismo tiempo que permite utilizar los recursos económicos destinados a la adquisición de fármacos a tratamientos más efectivos y seguros, y que realmente aporten valor para el estado de salud del usuario, según han explicado desde la Consejería de Sanidad.