Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Aragón

Una cátedra para formar a estudiantes y profesionales con simulación médica

Universidad de Zaragoza, Colegio de Médicos y AstraZeneca firman un convenio para crear una cátedra de simulación.

Alfredo Gaudes; Gerardo Rodríguez; Dolores Abós; Javier Castillo, Decano; Javier García Tirado; Antonio Tirado; y Javier Pueyo.
Una cátedra para formar a estudiantes y profesionales con simulación médica
Redacción
Martes, 15 de noviembre de 2016, a las 16:30
El decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza, Javier Castillo; el vicepresidente primero del Colegio de Médicos de Zaragoza, Javier García Tirado; y el gerente regional de Relaciones Institucionales de AstraZeneca España, Antonio Tirado, han presentado la Cátedra de Simulación Aplicada a la Medicina de la Universidad de Zaragoza ‘Aprendizaje y evaluación de competencias mediante simulación médica’.

A través de la simulación virtual, esta cátedra proporcionará a los estudiantes de medicina y a los profesionales médicos una experiencia realista de aprendizaje en el trato con pacientes.

La cátedra, con la entrada del Colegio de Médicos de Zaragoza, refuerza y da continuidad al proyecto iniciado hace cinco años por AstraZeneca España y la Universidad de Zaragoza con excelentes resultados hasta la fecha. El director de la Cátedra y vicedecano de la Facultad de Medicina, Gerardo Rodríguez, ha explicado la estructura organizativa y los objetivos generales de la misma.

Por su parte, Javier Pueyo, presidente de la Sociedad Aragonesa de Simulación Médica y coordinador de las Actividades de la cátedra, ha presentado la ponencia ‘La simulación como complemento en la adquisición de competencia en medicina’. En ella se explicaba la necesidad de potenciar el aprendizaje y la adquisición de competencia en alumnos y profesionales de medicina mediante la resolución de situaciones simuladas en entornos virtuales.

El alumno aprende a ‘saber hacer’ e integra más fácilmente los procedimientos diagnósticos y terapéuticos adaptados a su nivel. Se necesita, además del aparataje y entorno para la simulación (la Facultad de Medicina ya tiene dotación para ello), profesorado adiestrado, priorización en el curriculum formativo y una metodología docente apropiada que contemple que los propios alumnos analicen lo que han hecho bien o mal.

De esta manera, cuando se encuentren ante la cabecera del enfermo podrán desarrollar las competencias que entrenaron virtualmente. Se presentó el programa formativo para el curso 2016-17 de la cátedra, incluyendo diversos talleres sobre habilidades que se consideran prioritarios de acuerdo con la propia Delegación de Alumnos de la Facultad de Medicina.