23 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:20
Autonomías > Aragón

El Servet, líder en tratamiento de la miocardiopatía hipertrófica en niños

El Hospital implanta el primer desfibrilador subcutáneo extravascular a un niño de once años

De pie, el director del HUMS y la jefa de cardiología. Sentados, los cardiólogos de la Unidad de Arritmias.
El Servet, líder en tratamiento de la miocardiopatía hipertrófica en niños
Redacción
Viernes, 07 de abril de 2017, a las 12:00
Especialistas de la Unidad de Arritmias del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza (HUMS) han implantado el primer desfibrilador subcutáneo extravascular en un niño de once años con miocardiopatía hipertrófica, un dispositivo menos invasivo ya que no requiere ningún cable endovascular para acceder al corazón.

Tras sufrir una parada cardíaca, el niño fue reanimado por el Servicio de Emergencias del 061 y trasladado a la UCI del HUMS, donde logró una recuperación completa. Al continuar el riesgo de que se pudiera repetir la arrtimia que le bloqueó el corazón, las cardiólogas Naiara Calvo y Teresa Olóriz decidieron implantarle este desfibrilador, que reacciona inmediatamente con una descarga de alta energía si hay una misma alteración.

A diferencia de los desfibriladores convencionales, que se colocan bajo la clavícula mediante una incisión lateral próxima a la axila y cuyo generador está conectado a un cable que se introduce en el corazón a través de una vena, el desfibrilador subcutáneo se implanta en su totalidad de forma subcutánea y extravascular, sin necesidad de acceder a través del sistema venoso hasta el corazón para monitorizar el ritmo cardiaco. “Se trata de una técnica menos invasiva que reduce las complicaciones asociadas al procedimiento estándar”, explica la cardióloga Calvo.

Los especialistas destacan además que con los desfibriladores convencionales se producen adherencias entre los cables y el interior de las venas con los años, cosa que en un adulto carece de importancia pero en un niño en pleno crecimiento puede ocasionar fracturas del cable y reintervenciones.

El Servet, pionero en España

El Servet ya fue pionero en España en la implantación de estos desfibriladores subcutáneos en adultos y es uno de los centros con mayor experiencia en esta técnica en el país. Los óptimos resultados en el área pediátrica amplían las expectativas. En este sentido, la doctora Isabel Calvo, jefa del Servicio de Cardiología, ve en este tipo de intervenciones una nueva oportunidad para afianzar la vocación del servicio de ofrecer las últimas tecnologías a los pacientes con enfermedades cardíacas, incluso bajo la habitual presión asistencial.

La Unidad de Arritmias del servicio de Cardiología del Servet, dirigida por el doctor Antonio Asso, abrió sus nuevas instalaciones con tecnología de última generación en 2016. Implanta anualmente en torno a 160 desfibriladores y realiza todo tipo de intervenciones relacionadas con enfermedades del ritmo cardiaco, siendo una unidad de referencia nacional en este campo.