La previsión es que en dos años pueda estar instalado y que preste servicio a unos 250 usuarios anualmente

El Hospital San Jorge contará con el primer acelerador lineal de Huesca
Javier Lambán y Sira Repollés en un momento de su visita.


31 ago 2021. 18.00H
SE LEE EN 5 minutos
El Presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, han visitado el Hospital Universitario San Jorge de Huesca, donde han conocido el proyecto para la instalación de un acelerador lineal en el centro oscense, el primero que se pondrá en servicio en esta provincia. En la visita, el Presidente ha estado acompañado también por el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y el gerente del Sector Sanitario de Huesca, José Ignacio Castaño.

Durante su intervención, Lambán ha subrayado que durante esta legislatura y la anterior, y a pesar de continuar inmersos en la pandemia provocada por el Covid-19, el Gobierno de Aragón ha dado respuesta a las cinco reivindicaciones históricas que tenía este hospital: que tuviese el reconocimiento de universitario; que contara con una resonancia magnética en sus instalaciones; que el Hospital de Jaca se integrara organizativa y funcionalmente; que se ampliaran y adecuaran las instalaciones del Servicio de Urgencias (obra que está en ejecución); y que contara con Radioterapia. “Con la sanidad pública tenemos un compromiso prioritario. En concreto con la ciudad de Huesca y en concreto con este hospital, teníamos una serie de retos y demandas que cumplir, que con el acelerador se cumplen”, ha señalado el Presidente.

Con los profesionales de la sanidad, Aragón tiene un tesoro. Y para explotar la capacidad de compromiso y de remediar los males que nos aquejan a los ciudadanos, el profesional necesita tecnología avanzada y los mejores materiales. Y en la medida de lo posible hemos ido haciéndolo y tenemos el compromiso de seguir haciéndolo”, ha añadido Javier Lambán.

La puesta en marcha de este servicio implica, por un lado, la adquisición del aparato, con un coste estimado de tres millones de euros incluidos en el Plan INVEAT. Por otro, la construcción de un nuevo edificio donde instalarlo, cuya memoria funcional ya se ha elaborado y que supondrá una inversión por parte del Gobierno de Aragón de unos 400.000 euros. Dicho edificio se situará junto al almacén general y contará, además de con un bunker para el acelerador, con un TAC planificador, zona de consultas, sala de espera y vestuarios. El plazo de ejecución previsto para todo ello es de dos años.

Unidad satélite


La radioterapia de Huesca funcionará como unidad satélite de la Unidad Clínica Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón (Ucmora), ubicada en Zaragoza. Esto implica que, gracias a los nuevos aparatos, serán los profesionales quienes se desplacen a Huesca para ofrecer el servicio, evitando así los viajes a la capital aragonesa de los pacientes. La estimación es que, anualmente, unos 250 usuarios de toda la provincia podrán pasar por este servicio, cada uno de los cuales necesita, por término medio, entre 20 y 30 sesiones.

La Ucmora es un proyecto que pretende acercar los recursos humanos al paciente oncológico, para realizar una correcta indicación de tratamiento radioterápico y posterior seguimiento, evitando los viajes que suponen estas consultas a Zaragoza. Esta Unidad es un ejemplo de colaboración entre hospitales y, sobre todo, de colaboración entre personas. Una colaboración que sin duda en un territorio tan disperso como el aragonés es fundamental para la prestación de los servicios sanitarios en condiciones de calidad y equidad.

Con esta unidad se optimizan los recursos materiales y humanos existentes, evitando duplicidades e incrementando la equidad y la accesibilidad de los usuarios. Además, se adecuan mejor los puestos de trabajo con una planificación unitaria de la labor de los profesionales, y se unifican los criterios de actuación y los protocolos de tratamiento, garantizando una atención homogénea al conjunto de la población aragonesa.

Gracias a este proyecto, tanto en el hospital de Huesca como en el de Barbastro ya está implantada la radioterapia intraoperatoria (RIO). Desde hace dos años, radioterapeutas y radiofísicos se desplazan desde Zaragoza con un aparato móvil de radioterapia para aplicarla en el mismo quirófano tras la extirpación quirúrgica del tumor. La gran ventaja de este proceso es que la paciente recibe en un solo acto la dosis suficiente, de tal manera que evita los 20-30 días de desplazamiento que tradicionalmente eran necesarios para recibir radioterapia en el acelerador de Zaragoza o Lleida. El método es útil para determinados procesos oncológicos mamarios, beneficiándose del mismo alrededor de 15 pacientes al año en cada hospital.

Además, en ambos centros se realizan primeras consultas por médicos radioterapeutas, gracias que se semanalmente estos profesionales se desplazan a ambos hospitales para poder atender a los pacientes diagnosticados subsidiarios de recibir este tratamiento.

Por otro lado, desde finales de 2018 existe un acuerdo de colaboración con el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida para poder derivar pacientes de la zona oriental de la provincia de Huesca que precisen tratamiento de radioterapia y que voluntariamente deciden desplazarse allí. La previsión del Departamento de Sanidad es que este acuerdo siga en vigor una vez que entre en servicio el nuevo acelerador, añadiendo el Hospital San Jorge a las opciones ya existentes para el tratamiento.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.