Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:25
Autonomías > Aragón

El Hospital Royo Villanova incluye una unidad para pacientes ostomizados

El objetivo es informar a los pacientes y ayudarles a adaptarse a su nueva condición física

Hospital Royo Villanova de Zaragoza.
El Hospital Royo Villanova incluye una unidad para pacientes ostomizados
Redacción
Jueves, 04 de enero de 2018, a las 11:00
Con la finalidad de ayudar a normalizar la situación de los pacientes ostomizados, el Hospital Royo Villanova de Zaragoza ha puesto en marcha una unidad específica para estos enfermos. Estará gestionada de forma autónoma por Enfermería y contará con el apoyo fijo de los cirujanos urología y cirugía general una vez a la semana para desarrollar consultas más resolutivas.

La Unidad cuenta, hasta el momento, con una previsión de 28 enfermos semanales. Se destina una hora de consulta para cada caso nuevo -debido al detenimiento con el que se debe tratar la complejidad de cada caso- y media hora para cada revisión. "Cuando el paciente está aún hospitalizado, comenzamos con la fase informativa que se va completando  tras el alta médica, ya que continúan surgiendo muchas dudas de alimentación, higiene, actividad física, la vuelta al trabajo, las relaciones sexuales, etc.", explica Lucía Puisac, enfermera responsable de la Unidad.

Repercusión en el paciente

La intervención de ostomía tiene una elevada repercusión en el paciente por el impacto emocional que conlleva. Para Javier Campillo, supervisor de Enfermería de Cirugía General y Urología del Royo Villanova, estos enfermos "precisan una atención integral, por lo que no nos podemos quedar solo en el aspecto biológico o físico, porque hay repercusión psicológica, laboral, sociológica, etc.", señala.

Juan Luis Blas, jefe de Servicio de Cirugía General del Royo, explica que "se trata de unos pacientes que requieren una supervisión frecuente y que el número es lo suficientemente elevado (13.000 casos nuevos al año) como para contar con un dispositivo específico". Para Lucía Puisac, enfermera responsable de la Unidad, es "fundamental contactar con el paciente antes de la operación para realizar un seguimiento que le permita adaptarse a su nueva condición física sin complicaciones". De esta manera, se informa al paciente para "disminuir incidencias de complicaciones relacionadas con la enfermedad", manifiesta Campillo.