Redacción Médica
22 de octubre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > Andalucía

Valoración clínica enfermera: "Bajo supervisión médica, no en coordinación"

Así lo subrayan los médicos andaluces, que hablan de “intrusismo” ante una nueva instrucción en Primaria

Rafael Ojeda, presidente del Sindicato Médico de Sevilla y Juan Bautista Alcañiz, presidente del Colegio de Médicos de Sevilla.
Valoración clínica enfermera: "Bajo supervisión médica, no en coordinación"
Redacción
Lunes, 14 de mayo de 2018, a las 15:20
El Colegio de Médicos de Sevilla y el Sindicato Médico de la capital andaluza han emitido un comunicado conjunto en el que critican el modelo de Acuerdo de Gestión Clínica de 2018 para Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Califican de “abusiva e injusta” la implantación de la gestión compartida de la demanda por el reparto de tareas.

El proyecto consiste en que médicos y enfermeras trabajen conjuntamente en equipos “cooperativos y multidisciplinares”, de tal modo que “los profesionales de enfermería resuelvan, en gestión de la demanda clínica, los protocolos asistenciales definidos por el SSPA a través de grupos de trabajo constituidos al efecto”. Con ese fin, pretende crear “equipos médico-enfermera para atender a los pacientes que lo necesiten de forma conjunta”.

Las tareas que el SAS encomienda a Enfermería en estos protocolos son "verdaderos actos de intrusismo"



Los “protocolos asistenciales” detallan que el objetivo que se persigue es que “las enfermeras atiendan a los pacientes en su consulta y decidan, recurriendo a los criterios que define el protocolo, si el paciente debe ser atendido por el médico o puede ser dado de alta por ella misma e incluso pueden prescribir fármacos y hacer recomendaciones higiénico-dietéticas”, señalan ambas instituciones.

En esta línea, dejan claro que los médicos no se niegan a trabajar de forma coordinada con el personal de enfermería, pero “no podemos aceptar que las tareas propias de nuestra profesión sean asignadas a profesionales que carecen de la formación adecuada, devaluando la importancia de la exploración clínica, poniendo en peligro la seguridad de los pacientes y eludiendo la adopción de medidas que incentiven adecuadamente a los médicos y eviten su fuga del sistema público”.

Actuaciones médicas asignadas a Enfermería

Desde el sindicato y el Colegio de Médicos de Sevilla ponen como ejemplo el protocolo de dolor lumbar, en el que se asignan al personal de enfermería actuaciones estrictamente médicas, como la exploración clínica dirigida a valorar la presencia de síntomas neurológicos, impotencia funcional (pérdida de fuerza y sensibilidad), dolor lumbar persistente que no cede a tratamiento, etc.

“Es inadmisible que se asigne al personal de enfermería tareas de diagnóstico y tratamiento de los pacientes, actividades que desde un punto de vista legal y deontológico corresponden en exclusiva al médico”, denuncian. Las tareas que el SAS encomienda a la enfermería en estos protocolos “constituyen verdaderos actos de intrusismo”.

Por ello, el Colegio de Médicos y el Sindicato Médico anuncian la adopción de medidas en los ámbitos deontológico, profesional y jurídico, destinadas a la paralización inmediata de este Acuerdo de Gestión y la depuración de las responsabilidades personales que pudieran derivarse de la realización de actos médicos por profesionales que carezcan del título académico exigido para ello.

Respuesta de la Consejería

La Consejería de Salud ha respondido alegando que este modelo de gestión compartida entre las enfermeras de Atención Primaria y profesionales de medicina de familia establecido por el Servicio Andaluz de Salud para nada avala “un acto de intrusismo” como asevera el Colegio y el Sindicato Médico: "No podemos aceptar que se siembren dudas sobre la asistencia sanitaria en Andalucía con afirmaciones como las que apuntan a que se está “poniendo en peligro la seguridad de los pacientes”, ha manifestado en un comunicado.

Además, la Consejería ha recordado que "los protocolos diseñados para la Gestión Compartida de la Demanda se han elaborado, como no podía ser de otra manera, en colaboración con médicos y enfermeras de Atención Primaria del SAS y de las sociedades científicas, como la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFyC), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) y la Asociación Andaluza de Enfermería Comunitaria (Asanec), con lo que cuentan con la garantía acreditada de las especialidades referidas que han trabajado en ellos durante más de medio año".