Techdown ofrece explicaciones sobre su vinculación con Vargas

Se acusa el responsable de Asistencia Sanitaria por la existencia en el SAS de un fármaco de esta empresa, donde trabajó

El director general de Asistencia Sanitaria de Andalucía, Diego Vargas.
Techdown ofrece explicaciones sobre su vinculación con Vargas
jue 23 mayo 2019. 11.40H
La empresa farmacéutica china Techdown ha ofrecido explicaciones este jueves sobre su vinculación con el Director General de Asistencia Sanitaria y Resultados de la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, Diego Vargas, quien trabajó para esta compañía entre septiembre de 2018 y el 5 de febrero de 2019, empleo que dejó para incorporarse en su puesto en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) el 7 de febrero.

Sin embargo, la polémica surgió después de que Adelante Andalucía denunciara que el SAS añadió en la cartera de medicamentos el Inhixa, un fármaco promocionado por el propio Vargas cuando trabajaba en la farmacéutica china. Esto ha llevado a esta formación y al PSOE a pedir la dimisión del alto cargo.

Ante la difusión de dichas informaciones, la compañía ha salido al paso para ofrecer su versión y las aclaraciones que considera pertinentes al respecto. Techdown, según ha explicado en un comunicado, es el "primer suministrador mundial de heparinas y proveedor habitual, desde hace décadas, de destacadas empresas farmacéuticas europeas y norteamericanas".

Un fármaco autorizado por la UE


El producto que supuestamente habría introducido Vargas en la cartera farmacéutica del SAS, según se le acusa, es el Inhixa, "un biosimilar de Enoxaparina sódica autorizado en el mercado de la Unión Europea mediante procedimiento centralizado".

Sobre la posibilidad de que Vargas haya estado detrás de la inclusión del fármaco en la sanidad andaluza, la compañía aclara que dentro de la estructura de la compañía, "las responsabilidades de cada departamento están claramente definidas". De este modo, la gestión comercial, esto es, el contacto con los hospitales para presentar el producto y la oferta comercial, una práctica bastante habitual en la industria farmacéutica, según dicen, es responsabilidad del equipo comerical, no del departamento médico, del que Vargas era miembro.

Este departamento médico, según la propia empresa, tiene como función presentar el producto en foros científicos, revisar documentación científica sobre el mismo y resolver las dudas que puedan surgir tanto a clínicos como a farmacéuticos.

Su presencia en Andalucía no llega al 10% de centros sanitarios


Asimismo, Techdown recuerda que durante los meses de octubre y diciembre de 2018, tras la pertinente negociación con los hospitales, el Inhixa fue introducido en algunos centros hospitalarios españoles, "al igual que otros biosimilares". Sin embargo, en el caso de Andalucía, señala la empresa, el fármaco en cuestión está introducido "en menos del 10 por ciento de los hospitales.

Techdown también se parapeta en el hecho de que, según puede verificarse a través del propio SAS, "el indicador de prescripción del contrato programa del SAS del 30 por ciento de biosimilares incluye a 17 familias terapéuticas, en las cuales no se menciona Inhixa , solo biosimilares de diversas familias de biosimilares, entre ellas de Enoxaparina (de las que existen 3 en el mercado)", reza el comunicado. Este indicador, según Techdown, está en línea de los indicadores de otras Comunidades Autónomas.

Por último, la compañía ha aclarado que no mantiene ninguna relación con Vargas, quien abandonó la empresas tras aceptar su puesto en la sanidad andaluza, y ha asegurado que cumple con todas las normativas vigentes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.