Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:10
Autonomías > Andalucía

Primer revés judicial a Spiriman en su lucha contra el SAS

La Fiscalía de Granada archiva la denuncia presentada por Candel al no apreciar delito en los conciertos sanitarios

El médico granadino Jesús Candel, alias 'Spiriman'.
Primer revés judicial a Spiriman en su lucha contra el SAS
Redacción
Viernes, 20 de octubre de 2017, a las 10:30
La Fiscalía de Granada ha archivado la denuncia presentada por la Asociación Justicia por la Sanidad, que preside Jesús Candel, alias ‘Spiriman’, contra el Servicio Andaluz de Salud (SAS), al no apreciar delitos de prevaricación ni malversación en los conciertos firmados con varias clínicas privadas para, según los denunciantes, reducir las listas de espera entre 2008 y 2011.

La denuncia, presentada el pasado junio, aludía a supuestas irregularidades en la gestión de la lista de espera quirúrgica del Servicio de Traumatología del Hospital Virgen de las Nieves de Granada a través de conciertos con las clínicas San Rafael, La Inmaculada y La Salud pese a que presuntamente “no reunían los requisitos para poder firmar estos acuerdos” al carecer de quirófanos, entre otras circunstancias.

En el marco de las diligencias de investigación penal abiertas, la Fiscalía recibió el pasado agosto un informe solicitado a la dirección gerencia del Hospital Universitario Virgen de las Nieves sobre los conciertos firmados con estas clínicas privadas y los hechos denunciados.

En el informe del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, que gestiona los hospitales públicos Médico Quirúrgico, Materno Infantil, de Rehabilitación y Traumatología y de San Juan de Dios, se aportó diversa documentación sobre los conciertos y se informó de que el pago de las facturas de las prótesis o mallas que se utilizan en las intervenciones médicas de los conciertos los abona el SAS, según consta en el pliego de prescripciones técnicas.

Esta información contradice a la denuncia, que indicaba que se pagaban dos veces: una por el SAS y otra en los conciertos privados. La denuncia también apuntaba a posibles irregularidades en el concierto privado con el Hospital San Rafael, propiedad de la orden de San Juan de Dios, que hasta 2011 no dispuso de dos salas quirúrgicas.

Cesión a la orden de San Juan de Dios

El Ministerio Fiscal, en su escrito de diligencias, explica la situación de esta clínica, cuyos profesionales médicos tienen reservado un quirófano unos días por la tarde de la semana para las intervenciones de cirugía en el Hospital de San Juan de Dios, inmueble que fue cedido gratuitamente a esta orden hospitalaria en el año 2007 por la Diputación de Granada.

En la escritura pública de cesión se recoge un punto en el que se reconoce que en una parte del edificio cedido se encuentran instalados servicios médicos, sanitarios y asistenciales dependientes tanto de la Diputación y de la Junta de Andalucía y que existe un convenio de disfrute y utilización sin fijar fecha de finalización hasta su traslado a otras dependencias.

Para la Fiscalía “no existe un delito de malversación” en el uso del quirófano, “ya que de los documentos aportados se desprende que la orden de San Juan de Dios, por escritura de cesión, se convierte en la propietaria del Hospital de San Juan de Dios y como propietaria, a su vez, del Hospital San Rafael, pretende ejercer los derechos que le corresponden como hospital general básico, una vez obtenida la homologación que le corresponde”.

Spiriman no se rinde

Este primer revés judicial no significa que Spiriman dé la batalla por perdida. A través de un comunicado, el colectivo que lidera ha informado de que el archivo de la primera denuncia presentada no significa que "no tengan la razón" y que las actuaciones denunciadas "no sean ilegales".

Su equipo jurídico está "analizando los motivos que han determinado el archivo de esta denuncia por parte del Ministerio Fiscal" y estudiará la posibilidad de presentarla directamente ante un Juzgado de Instrucción. Seguimos con nuestro objetivo de presentar y denunciar todos aquellos hechos que consideremos que puedan ser constitutivos de delito", ha señalado Candel.