20 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:20

La Junta patenta un sistema inteligente de dispensación de fármacos

Bajo el nombre de Ipharma, Sanidad plantea implementar este sistema en todos los hospitales del SAS

Jueves, 03 de septiembre de 2015, a las 18:23
Redacción. Granada
La Junta de Andalucía ha patentado un sistema inteligente de dispensación de medicamentos en hospitales. Bajo la denominación comercial Ipharma, este proyecto ha sido desarrollado por investigadores del Complejo Hospitalario de Granada, el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (ibs.GRANADA) y la spin off andaluza Naranjo Intelligent Solutions (NIS).

Aquilino Alonso presenta el sistema en el Complejo Hospitalario de Granada.

“Esta solución tecnológica supone un avance en materia de seguridad y eficiencia en la administración de fármacos a los pacientes", ha declarado el consejero de Salud, Aquilino Alonso, durante su visita a la Unidad de Farmacia del Hospital San Cecilio, en el que ha pilotado el innovador modelo.

Basado en la inteligencia artificial, el sistema IPharma se compone de unos dispositivos electrónicos que se colocan en los cajetines de medicación de los pacientes, y de un software que emplea inteligencia artificial. A partir de la prescripción médica, el sistema identifica tanto el medicamento como el paciente que debe recibirlo, y el técnico de farmacia recibe una orden auditiva que le indica el número de dosis necesarias. Esta información queda registrada electrónicamente e informatiza un proceso que hasta ahora se realizaba de forma manual.

A lo largo del periodo de prueba, los profesionales de la Unidad de Medicina Interna del Complejo Hospitalario Universitario de Granada han constatado que el sistema minimiza errores de dispensación y aumenta la seguridad del paciente, al informatizarse el procedimiento e impedir que la medicación se deposite en una ubicación que no le corresponde.

Asimismo, se ha verificado también que la nueva tecnología facilita la reposición de los medicamentos dado que la unidad de farmacia hospitalaria tiene conocimiento de la cantidad y el momento en el que debe reponerse un fármaco, lo que permite realizar un continuo control del stock y evitar la falta de un determinado fármaco.

Alonso ha destacado la agilidad que los profesionales  ganan en el procedimiento de preparación de los medicamentos,  así como la disminución de los costes que se derivan al disminuir los errores en la dispensación, administración y en la rotura de stock de medicamentos.

En una primera fase, IPharma se va a implantar en los hospitales públicos de la provincia de Granada, y progresivamente se plantea extender a los hospitales del Sistema Sanitario Público de Andalucía.