Redacción Médica
17 de agosto de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:25
Autonomías > Andalucía

El Virgen del Rocío integra un ecógrafo de alta gama en UCI

Para diagnosticar al recién nacido sin trasladarlo

Hasta ahora, la unidad ha contado con uno de estos equipos, pero de menor capacidad resolutiva
El Virgen del Rocío integra un ecógrafo de alta gama en UCI
Redacción
Lunes, 16 de julio de 2018, a las 19:10
La Unidad de Gestión Clínica de Neonatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha incorporado un nuevo ecógrafo de alta gama en la planta de hospitalización, por lo que los profesionales verán incrementada su capacidad de diagnóstico y de resolución, evitando la necesidad de trasladar al recién nacido.

Son más de 400 bebés andaluces los que ingresan cada año en el Hospital Virgen del Rocío, al ser centro para la detección, cuidado y tratamiento de problemas de salud complejos, según un comunicado del Hospital Virgen del Rocío.

El nuevo ecógrafo, de altas prestaciones en la calidad y procesamiento de las imágenes obtenidas, viene a satisfacer una necesidad sentida tanto por los neonatólogos de la unidad como por cardiólogos y radiólogos infantiles, que diariamente tienen la responsabilidad de diagnosticar los problemas de salud de estos pequeños pacientes.

Hasta ahora, la unidad ha contado con un ecógrafo, pero de menor capacidad resolutiva. Por este motivo, los profesionales trasladaban ecógrafos de otras áreas para confirmar los diagnósticos cuando existían dudas, o bien era el paciente el que debía ser desplazado hasta la ubicación habitual de estos equipos en el hospital infantil.

Con el nuevo ecógrafo, los riesgos derivados del traslado del neonato desaparecen y se gana en eficiencia en la gestión de los recursos, estimándose que cada día se evitará un promedio de 3 o 4 movimientos internos, al haberse generalizado el uso de la ecografía en las unidades de cuidados intensivos neonatales. El motivo es que permite obtener fácilmente información relevante para la toma de decisiones acerca del tratamiento de los pacientes 'in situ' y evitando demoras.

Esta característica resulta de gran trascendencia para un hospital como el Virgen del Rocío, con más de 400 ingresos al año en su unidad de cuidados intensivos ya que asume, además de la asistencia de los neonatos de Sevilla, a los bebés que precisan un diagnóstico y tratamiento complejo por ser centro de referencia para anomalías congénitas severas.

El médico dispone así de un instrumento de diagnóstico en la cabecera del paciente que le va a proporcionar información clínica importante sobre la estructura anatómica y funcionamiento de los órganos vitales. Estos datos son de especial trascendencia en el recién nacido, debido a que las malformaciones de corazón, cerebro y riñones, entre otras, son relativamente frecuentes en la práctica clínica, a pesar de que se ha avanzado mucho en el diagnóstico prenatal de malformaciones.

Los neonatólogos son los especialistas que atienden a estos pacientes quienes realizan la primera exploración ecográfica, a fin de excluir o confirmar tales problemas de salud, que en algunos casos como las malformaciones cardíacas son de importancia vital por cuanto en muchas ocasiones exigen un tratamiento inmediato.


El neonatólogo podrá disponer de información sobre el funcionamiento de los órganos de forma repetida


Además, el neonatólogo podrá disponer de información sobre el funcionamiento de los órganos de forma repetida, puesto que la ecografía no tiene efectos adversos conocidos sobre el paciente.

De esta forma, puede repetir la exploración cuantas veces lo necesite, llegando a valorar los cambios funcionales en respuesta a las medidas terapéuticas instauradas en cuestión de minutos.

El ecógrafo, que ahora incorpora la Unidad de Neonatología, no sólo va a proporcionar beneficios evidentes para el paciente y en la gestión de los recursos, sino que va a servir también para que sus facultativos ganen en competencia en el uso de la ecografía, puesto que además de la exploración convencional el equipo incorpora otras modalidades novedosas de gran ayuda para el diagnóstico.

Por otra parte, el nuevo equipo permitirá a la Unidad de Neonatología realizar nuevos proyectos de investigación clínica, a la vez que propiciará su propio desarrollo en la docencia de todo lo relacionado con la exploración ecográfica en el mismo puesto asistencial del recién nacido.