Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30
Autonomías > Andalucía

"Me encantaría que todos los funcionarios pudieran tener las 35 horas"

García Anguita critica la gestión de Susana Díaz y espera que el Gobierno siga la pauta de las 35 horas andaluzas

Miguel Ángel García Anguita, presidente de la comisión de Salud del Parlamento de Andalucía.
"Me encantaría que todos los funcionarios pudieran tener las 35 horas"
Jesús Arroyo
Viernes, 10 de febrero de 2017, a las 09:00
Miguel Ángel García Anguita (Jaén,1951) es de esos políticos que ven en la política una forma de vida. Durante 20 años ha estado al servicio de los jiennenses en el ayuntamiento de de su ciudad, gran parte de ellos con su amigo y compañero José Enrique Fernández de Moya, hoy secretario de Estado de Hacienda, del que fue vicealcalde por el Partido Popular. En 2015 pasó de estar al servicio de la ciudad de Jaén a vigilar la sanidad andaluza desde el pulpito de la Comisión de Salud del parlamento andaluz, que preside.

¿Qué supone para usted presidir la comisión más importante del Parlamento de Andalucía?

Supone toda una responsabilidad y un orgullo presidir una comisión tan importante como la comisión de Salud.

¿Mucho trabajo?

La área de salud tiene un inventario de iniciativas amplísimo, es decir el esfuerzo que hacemos los portavoces para poner en orden el plan del día es un trabajo durísimo por el numero de iniciativas que recogemos de cada provincia. Para que te hagas una idea, la comisión de Salud es la única que empieza a las nueve de la mañana por la cantidad de trabajo que manejamos.

¿Hay ‘feeling’ con el resto de parlamentarios de distinto color político que conforma la comisión?

Hay un feeling personal, porque lógicamente trabajamos juntos a diario. Luego con el resto de parlamentarios la relación es más política. Nosotros nos  peleamos en el parlamento, políticamente hablando, pero nunca sin olvidar el respeto mutuo hacia la otra persona. Eso está por encima de todo.

En la web del Parlamento de Andalucía, cuando intento acceder a las iniciativas propuestas por vuestra consejería la misma página me responde que no hay ningún resultado. ¿Qué sucede?

Lo que ocurre es que la junta de Andalucía habla de transparencia y luego peca por falta de esta. La página web del Parlamento de Andalucía está dominada por el PSOE, y hay una falta de transparencia grandísima. Por ejemplo, hay una sentencia que obliga a la Junta de Andalucía a publicar los presupuestos de 2017 y a día de hoy todavía no se han hecho públicos en el portal de trasparencia del parlamento.


¿Desde la comisión que usted preside como se ha visto la aplicación de las 35 horas en la jornada laboral de los trabajadores sanitarios?

Susana Díaz es una política inteligente y lo que ha buscado es una confrontación con el gobierno central. Díaz sabe tan bien como yo que la aplicación de las 37 horas viene impuesta por la Unión Europea y que el gobierno tiene muy difícil el poder aplicarlas en toda España. Yo personalmente no soy funcionario, pero si quiero decirle que es una imposición de Europa y el Gobierno tendrá muy difícil el poder permitir que la Junta, de forma unilateral, imponga las 35 horas cuando el resto de comunidades no las tienen. Por lo tanto sería una discriminación, así que vamos a esperar la decisión del gobierno.

Es decir, ¿el Gobierno de Mariano Rajoy deberá de ceder ante la imposición de la Unión Europea y aplicar las 37 horas en toda España?

A mí me gustaría que así fuera. Me encantaría que el Gobierno pudiera permitir que todos los funcionarios públicos de España tuvieran 35 horas, pero reconozco las dificultades de este para poder aplicarlas.

Miguel Angel García Anguita, en el centro, presidiendo la comisión de Salud, junto a Aquilino Alonso.

Miguel Angel García Anguita, en el centro, presidiendo la comisión de Salud, junto a Aquilino Alonso. 

Sé que no le voy a sacar ningún alago al gobierno de Susana Díaz, pero digamos que la decisión de la Junta abre un camino para mejorar las condiciones laborales de los funcionarios en España.

Yo entiendo que la presidenta de la Junta de Andalucía está en su carrera para dirigir el PSOE a nivel nacional y ha querido dar una alegría a los empelados públicos andaluces sin contar con el Gobierno central, sin contar con Europa, para lucirse. Díaz tenía que haber tenido un poco de precaución y recordar que forma parte de España y entender que el gobierno tiene a Europa por encima y es el que le exige los recortes. Pero esperemos que los funcionarios vuelvan a tener las 35 horas que tenían antes, en cuanto mejore la economía.

El gasto en sanidad ha crecido un 3,8 por ciento con respecto al año anterior. ¿Suficiente?

Es insuficiente. Es cierto que de las pocas consejerías que han aumentado su presupuesto una de ellas es la de Salud, pero es lógico porque lo más importante para los ciudadanos andaluces es la sanidad. Por lo tanto, el presupuesto debe de crecer más porque hoy por hoy la sanidad pública andaluza sufre muchos recortes, que luego padecen los usuarios.

De la misma manera, la Junta asegura que con estos presupuestos se financiará con un 78% de recursos propios la ayuda a la dependencia, frente al 22% que destina el Estado. Usted denuncia todo lo contario, que más del 70 % lo aporta el gobierno.

El tema de la dependencia es para realizar una entrevista monográfica. Yo lo conozco muy de cerca porque yo antes de ser parlamentario fui teniente de alcalde del ayuntamiento de Jaén y allí hemos conocido muy de cerca este problema. ¿Qué ocurre? El ayuntamiento contrata a una empresa que se encarga de atender a las personas dependientes. El ayuntamiento es el que debe de pagar a esa empresa y luego la Junta se encarga de pagar al ayuntamiento. ¿Qué sucede? Que la Junta no paga o paga con mucho retraso dejando a muchos consistorios atascados económicamente.  Y ¿qué hace la Junta? Echarle la culpa al Gobierno. Por lo tanto, nosotros queremos que tanto el Gobierno como la Junta de Andalucía se pongan de acuerdo para que los ayuntamientos al día a los trabajadores de la dependencia.

Las últimas protestas en diferentes provincias de Andalucía exigen medidas concretas para mejorar la sanidad, ¿puede su comisión recoger este alegato?

A raíz de aquella manifestación multitudinaria que se celebró en Granada, la comisión de Salud estuvo horas y horas debatiendo con el consejero sobre el estado de la sanidad pública. Para que la gente de Andalucía se eche a la calle por la sanidad pública es porque están cansados de que les atiendan mal. Están cansados de ver como el presupuesto más alto de todas las consejerías no se invierta como los ciudadanos quieren. Cuando los andaluces van a un hospital público quieren que se les atienda bien. Quieren que sus hospitales estén completos. Todo esto es lo que provoca que la gente se eche a la calle para clamar por la sanidad pública.

De la última conferencia de presidentes parece que se da vía libre a levantar la tasa de reposición en empleo público. ¿Sabe si desde la Junta se va a convocar próximamente alguna oferta para consolidar al personal interino, a parte de la ya conocida que habla de la consolidación de 15.000 profesionales?

Los miembros parlamentarios del Partido Popular de las ocho provincias estamos haciendo un estudio para ver la situación por la que pasa la sanidad en Andalucía, y que publicaremos próximamente. Lo que buscamos con este informe es ver si la necesidad y la oferta de la que habla la Junta son suficientes. Pero creemos que hace falta personal sanitario en la sanidad pública porque se ha recortado muchísimos durante los últimos años.

Por último, ¿cómo le explicaría a un ciudadano de forma sencilla la función de su comisión?

Básicamente nuestra función se centra en el control al gobierno. Más concretamente el control al gobierno en el área de salud. Desde la comisión de Salud intentamos controlar el área de sanidad de la Junta de Andalucía. Por lo tanto, nuestra obligación es que el consejero de Salud comparezca para dar respuesta a los grupos políticos. En pocas palabras, lo primero de todo es controlar la consejería de Salud para que cada día la sanidad pública en nuestra comunidad sea mucho mejor, que en estos momentos no es el caso.