01 de octubre de 2016 | Actualizado: Viernes a las 19:00

Ridículo de Boiron en su defensa de la homeopatía

Su directora general, Valérie Poinsot, asegura que uno de cada tres pacientes españoles consume estos productos pero no revela la fuente de la que ha obtenido el dato

Miércoles, 09 de marzo de 2016, a las 13:25
Carlos Cristóbal. Madrid
Si lo que Boiron pretendía con la rueda de prensa llevada a cabo este miércoles en Madrid era hacer una defensa sólida sobre la utilidad de la homeopatía, el tiro le ha salido por la culata. Lejos de eso, el laboratorio ha ofrecido una lista de argumentos carentes de base alguna que los sustente para justificar, rozando en ocasiones el ridículo, una tesis basada en la complementariedad de este tipo de tratamientos con la Medicina tradicional.

Valérie Poinsot, directora general de Boiron; y Jean François-Lurol, director de Comunicación del laboratorio.

“El mayor problema en torno a la homeopatía no es la polémica que se ha generado esta semana, sino el desconocimiento que hay al respecto en España”, ha asegurado la directora general del Grupo Boiron, Valérie Poinsot, quien ha afirmado que “uno de cada tres pacientes españoles consume medicamentos homeopáticos”. Al ser preguntada por la fuente de la que ha obtenido el dato, la dirigente no ha podido concretar.

La carencia de evidencia científica sobre su resultado es la barrera que separa a buena parte del sector sanitario de esta disciplina, que por otra parte también cuenta con adeptos en el ámbito profesional. Esa falta de una base que avale la eficacia de los tratamientos ha llegado a ser reconocida por Poinsot, que sin embargo ha optado por quitarle peso al asunto con afirmaciones del tipo “los pacientes no necesitan la evidencia científica de un medicamento, solo que funcione” o “¿de qué sirve la confirmación científica de un beneficio que lleva más de 200 años constatándose en la vida real?”.

La representante de Boiron, que ha viajado expresamente hasta Madrid para ofrecer su visión de lo que estos productos aportan a la eficiencia de estos productos, ha denunciado que España es uno de los pocos “grandes países europeos” que aún no cuenta con un registro de medicamentos homeopáticos. “No juzgo al Ministerio de Sanidad, que seguramente no lo habrá hecho por una cuestión de plazo, pero es importante de cara a que los medicamentos superen las inspecciones que marca la directiva europea”, ha añadido.

Presiones y campañas

La batalla entre defensores y detractores de la homeopatía vivió la pasada semana su último episodio con el anuncio de la Universidad de Barcelona de cancelar su máster dedicado a esta disciplina por su falta de evidencia científica. Sobre esta decisión, la directora general ha  coincidido con el director de Comunicación de la compañía, Jean François-Lurol, que ha lamentado una decisión tras la que, según su criterio, hay “muchas presiones”.

La sombra de una campaña infundada en contra de los medicamentos homeopáticos ha marcado en todo momento la intervención de la dirigente de Boiron, que ha apuntado a que “hay muchos intereses para que la homeopatía no esté considerada una opción terapéutica válida en muchos casos”. No obstante, y al igual que ha sucedido al ser preguntada por el ratio de usuarios de estos productos en España, al ser preguntada por esa supuesta ‘mano negra’ se ha limitado a decir que “se enterarán, porque el tiempo pone a cada uno en su lugar”.

ENLACES RELACIONADOS

#PreguntaaBoiron: los 12 mejores ‘zascas’ (09/03/16)

Boiron intenta calzar homeopatía y universidad (04/02/16)