"Me dan vergüenza los sanitarios que se ponen bata fuera del horario"

La médico critica a los que la llevan para hacer ver que son "de la casa" al acompañar a algún familiar a Urgencias

"Me dan vergüenza los sanitarios que se ponen bata fuera del horario"
mié 23 septiembre 2020. 18.40H
Utilizar uniforme fuera de servicio es algo que ocurre dentro del ámbito sanitario. Seguramente nos resultará raro ver a un bombero o un soldador haciendo la compra o disfrutando de un día de playa. Sin embargo, no es tan extraño ver a un médico con la bata puesta fuera de su jornada laboral cuando se trata de acompañar a un familiar o amigo. 

Médicos como @emeelebe_ criticaban este tipo de prácticas entre sus compañeros de profesión. 

"Me dan demasiada vergüenza ajena los sanitarios que se ponen la bata para venir a urgencias como acompañantes sin estar trabajando", escribía la sanitaria, que asegura que solo se ha puesto el uniforme fuera del horario laboral "en carnavales".

Este tipo de 'privilegios', en su opinión, tampoco estarían justificados cuando se trata de familiares. Otros, como Carmen, responsable de la Unidad Funcional de Heridas en el Hospital Clínico de Valencia, piensan justo lo contrario cuando se trata de 'seres queridos'.  "Yo sí lo he hecho y lo haré". 


Debate de batas


Este cruce de ideas daba pie a un intenso debate entre miembros del colectivo. Hay quien, como @alexurg112, ve lógico que se haga "para recibir información que de otro modo puede que se explique bien", no así para colarse por delante de otros. "El triaje es el triaje. Y lo saben los que van de usuarios o acompañantes", indica. 


Entre los detractores de esta práctica se encuentra esta enfermera. "Cuando estoy en el otro lado nunca digo cuál es mi trabajo ya que soy paciente o acompañante", afirma. 


Para algunos, la situación puede ser aún más bochornosa cuando la bata en cuestión "está impoluta, estrictamente planchada y no se ha acercado a un paciente de verdad en décadas", opinaba otro médico de Urgencias. Y es que, su verdadera función, explica, es hacer ver que la persona "es de la casa", aunque la explicación vaya por delante.


"¿De la casa Lanister? Eso le dije yo a uno hace poco...", comentaba, en tono jocoso, otro usuario.  Juan Alberto, reumatólogo, apuesta por "quitarse la bata" además de "confiar y educar con el ejemplo" ya que, como paciente o familiar de paciente los profesionales "pueden perder objetividad". 



"Hay ciertas situaciones que te ponen en esa tesitura", defendía Jaime, especialista en alergología, en un punto intermedio entre los 'abogados del diablo' y los críticos del "síndrome del enchufao". "Habría que ver qué motiva el que algunos, o algunas veces se haga (atención más rápida? poder acompañar al paciente en determinadas áreas? explicarle tú a tu familiar lo que le pasa?"


Según @grouch_doc, este tipo de personas también aprovechan su puesto para exigir ciertos servicios:  "Y quiero que me vea el (póngase megasuperespecialista que le haya dicho una amiga en la peluquería que corresponda), pero no un residente eh! Que me vea el dueño del Servicio! (que posiblemente lleve una década sin ver pacientes)". 




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.