Stanford trabaja en unas revolucionarias gafas para la presbicia

Son capaces de detectar si los ojos están mirando objetos cercanos o lejanos y enfocan la vista automáticamente

Más de 1.000 millones de personas en el mundo tienen presbicia.
Stanford trabaja en unas revolucionarias gafas para la presbicia
mié 24 julio 2019. 13.20H
Si tienes presbicia o vista cansada, te interesará saber que un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, está inmerso en el diseño de un prototipo de gafas inteligentes. Estas últimas son capaces de detectar si los ojos están mirando objetos cercanos o lejanos y, por lo tanto, permiten el enfoque automático. Es por esto que han sido bautizadas como autofocales y, si se cumplen los mejores pronósticos, están llamadas a marcar un antes y un después en el mundo de las lentes progresivas.

La presbicia es un problema inherente al propio envejecimiento del ojo y del que muy pocas personas escapan. "Más de mil millones de personas en el mundo tienen presbicia y hemos creado un par de lentes autofocales que algún día podrían corregir la visión de manera mucho más efectiva que las gafas tradicionales", explica en la revista Science Advances Gordon Wetzstein, ingeniero eléctrico de la citada universidad estadounidense. Dado que el artículo original está en inglés, podemos leer una explicación más detallada en este artículo.

Durante la juventud, miopía



"Las gafas autofocales corrigen la visión de forma más efectiva que las tradicionales"


La miopía es un error refractivo muy común entre los jóvenes estudiantes y el que más preocupación despierta entre estos, especialmente durante sus años de estudio. Sin embargo, a partir de los 40 años, las tornas cambian y la preocupación por la llegada de la vista cansada crece, pues la presbicia gana terreno entre la población de esta edad.

Así, con la presbicia, el cristalino, que es la lente natural con la que enfocamos los objetos, pierde su característica flexibilidad y empiezan a aflorar síntomas, como la visión borrosa de cerca o la necesidad de alejar los objetos para poder verlos. Lo cierto es que el 43 % de las personas afectadas, según una encuesta elaborada por Clínica Baviera, ha empezado a presentar problemas de presbicia entre los 40 y los 45 años.

Síntomas de la presbicia


El rasgo más evidente y que hace saltar todas las alarmas es la dificultad para poder leer de cerca letras pequeñas. En concreto, este inconveniente se presenta en un 78 por ciento de las personas, según la citada encuesta. No en vano, el 54 por ciento de estas reconoce que se ve obligado a alejar los objetos para lograr captar de forma nítida las letras, lo cual comporta en muchas ocasiones molestias y dolores. Así pues, un 21 por ciento admite que tras leer sufre picor de ojos y/o fatiga visual.

La imposibilidad de ver con claridad la pantalla de móvil también es un síntoma que llama la atención, pues un 19 por ciento afirma que este fue el primero que le hizo sospechar de que algo no iba del todo bien con su visión.

Ante tal cuadro de incomodidades visuales, muchos deciden tomar medidas al respecto y acudir a un oftalmólogo para que examine su vista y determine las causas del problema. La presbicia no puede prevenirse pero, una vez se desarrolla, sí que puede paliarse a través de lentillas o gafas específicas. En este sentido, un 87 por ciento opta por las soluciones citadas para ponerle remedio a la vista cansada, aunque cada vez más personas optan por la cirugía.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.