Las unidades de cuidados respiratorios intermedios evitan a los hospitales un coste de hasta 500.000 euros al año

Las UCRI, claves para la eficiencia y contra la saturación de las UCI
Juan Sanabria, CEO Philips Ibérica.


23 nov 2020. 17.00H
SE LEE EN 4 minutos
Las Unidades Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI) fueron fundamentales en la primera ola de infecciones por SARS-COV2 y lo siguen siendo en la segunda ola. Así lo afirma Olga Mediano, neumóloga del Hospital Universitario de Guadalajara, que destaca la utilidad de las UCRI para liberar camas de UCI ante el aumento de la presión asistencial durante los picos de la pandemia.

Las Unidades de Cuidados Respiratorios Intermedios son espacios donde se trata a pacientes con insuficiencia respiratoria grave que se pueden beneficiar de soporte respiratorio no invasivo. “Si no existieran estas unidades, muchos pacientes tendrían que ser derivados a camas de UCI y ser intubados, con las repercusiones que esto tiene al tratarse de un proceso invasivo”, explica Mediano.

Mediano sostiene que el mantenimiento de las Unidades de Cuidados Respiratorios Intermedios requiere de asistencia las 24 horas del día, tanto por parte de los neumólogos como de los servicios de enfermería, “que deben estar familiarizados con los pacientes con insuficiencia respiratoria y con los equipos que usamos en las unidades”.

Durante la primera ola de casos de Covid-19 los servicios de Neumología de los hospitales españoles se tuvieron que adaptar rápidamente para crear UCRI o bien aumentar el número de camas disponibles en ellas.  Para ello es fundamental contar con equipos adecuados, tanto para la ventilación no invasiva como para la monitorización de los pacientes. “Tenemos que controlar constantemente la frecuencia cardiaca, la presión arterial y la saturación de oxígeno”, detalla la neumóloga del Hospital Universitario de Guadalajara.

Telemonitorización, ayuda fundamental en las UCRI


Al tratarse de un entorno cerrado, los profesionales sanitarios que trabajan en las UCRI deben llevar equipos de protección individual muy seguros para limitar el riesgo de contagio. En este marco, la monitorización remota de los parámetros del paciente adquiere especial relevancia.

“Disponer de equipos que nos faciliten la información del paciente y sus parámetros desde fuera de la UCRI es muy importante, porque nos permite tomar decisiones respecto a su tratamiento en un entorno más seguro”, comenta Mediano.

“Las UCRIS son espacios imprescindibles para luchar contra los efectos de la Covid-19, pero más allá de eso, suponen una evolución del modelo asistencial que permite ofrecer una atención más especializada y más eficiente”, sostiene Javier Gonzalez Cappa, responsable de la división de cuidado respiratorio de Philips Iberia. De hecho, un estudio realizado por los servicios de neumología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y el Hospital Universitario Sagrat Cor de Barcelona, estima que las unidades de cuidados respiratorios intermedios evitan a los hospitales un coste de hasta 500.000 euros al año al reducir los días de estancia en las UCI1.

Este experto indica que la UCRI ideal debe proporcionar una integración total de los datos del paciente con el resto de las unidades del hospital (planta de neumología, UCI, urgencias), estar conectada para que los datos del paciente sean visibles en cualquier lugar del hospital y ser ampliable en función de las necesidades que pueda haber en cada momento. “Con la tecnología disponible hoy en día, este tipo de UCRI son ya una realidad”, añade Gonzalez Cappa.

Como parte del compromiso de Philips con la mejora asistencial de los pacientes con enfermedad respiratoria, la compañía ha desarrollado una completa gama de soluciones que se adaptan perfectamente al entorno de la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios. “Nuestro portfolio de ventilación no invasiva incluye la familia Trilogy Evo y el nuevo equipo Trilogy EV300, así como los equipos V60 y V60+, que permiten cambiar de terapia no invasiva a terapia de alto flujo al instante”, añade González Cappa.

“Además, ofrecemos la capacidad de monitorizar al paciente respiratorio con equipos como la gama Intellivue, que sirve para visualizar el estado del paciente en la UCRI en todo momento, y los nuevos biosensores que predicen el agravamiento de los mismos para poder tomar decisiones clínicas de modo precoz”, detalla el responsable de la división de cuidados respiratorios de Philips Iberia.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.