Crean una 'súper enfermera' capaz de llevar sola la planta de un hospital

Un centro de Israel está realizando una prueba de IA para monitorear a 24 pacientes

Los pacientes han dado el consentimiento de todos ellos para que se les monitorice y se les vigile por cámara.
Crean una 'súper enfermera' capaz de llevar sola la planta de un hospital
dom 08 marzo 2020. 12.40H
El Centro Médico Sourasky de Tel Aviv, en Israel, ha comenzado a trabajar en un proyecto de Inteligencia Artificial (IA) que, según sus promotores, puede convertirse en una ‘súper enfermera’ capaz de gestionar por sí sola una planta de un gran hospital. Ahuva Weiss-Meilik y su equipo en el centro I-Data del hospital israelí ha creado a esta profesional digital gracias a  un conjunto de algoritmos, software avanzados, sensores y cámaras.

Esta nueva ‘enfermera’ monitorea todos los pacientes gracias a los sensores que tienen cada uno de ellos en su cuerpo (como un medidor de pulsaciones), cámaras y sensores de movimiento. El objetivo es, según sus creadores, ser  capaz de detectar el deterioro potencial del paciente antes que una enfermera o médico humano. Además, y según sus creadores, esta ‘enfermera’ es tan inteligente que posibilita conocer, en base a los resultados aglutinados durante su ingreso, qué pacientes van a ser readmitidos.


"Ningún médico, sin importar lo bueno que sea, podría ver todos estos datos y obtener una visión inmediata”


Actualmente, el hospital está realizando una prueba de la tecnología de monitoreo continuo de este sistema con 24 pacientes en salas que los investigadores consideran "regulares"; es decir, no tienen patologías graves. Este Big Brother tiene el consentimiento de todos ellos para que se les monitorice y se les vigile por cámara.

Los sensores que se han instalado a estos 24 pacientes controlan la presión arterial, la frecuencia cardíaca y respiratoria de los pacientes, mientras una cámara observa en todo momento. Los datos se transmiten a una estación central de visualización donde se alerta al personal del hospital si se produce un cambio.


Aspiración de un control integral 


Lo que están haciendo a base de prueba y error es conseguir desarrollar algoritmos predictivos para determinar, basándose en los datos de la cámara y el sensor, una caída de la presión arterial. Estos datos estarían combinados con la información del registro médico electrónico de un paciente (su historial clínico) y los datos agregados. La investigadora principal confirmaba en una entrevista a un medio de Israel que "ningún médico, sin importar cuán bueno sea él o ella, podría ver todos estos datos y obtener una visión inmediata”.

Ahuva Weiss-Meilik explicando el proyecto en una conferencia internacional. 

Pero, según los citados investigadores, esto no sería posible si el centro no tiene una gran base de datos. Es decir, el Centro Médico de Tel Aviv, con 1,500 camas,  ha estado a la vanguardia de la recopilación de datos de pacientes en Israel. "Tenemos registros médicos computarizados desde hace 10 años", inciden. "Nos ha permitido hacer este tipo de investigación y desarrollo".

Todos los signos vitales que toman las cámaras y los medidores corporales se transmiten en tiempo real a través de Bluetooth y Wi-Fi al historial del paciente. Aseguran que, además de esta función de control, el proyecto puede ayudar al médico o enfermero a identificar situaciones complejas.

Weiss-Meilik, a la cabeza de este proyecto, ha sido también coordinadora nacional del Programa de Calidad en el Cuidado de la Salud de Medio Oriente coordinado por la Universidad de Harvard, y dirigió la unidad de desempeño clínico y económico en el Centro Médico Sheba.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.