Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Empresas > Tecnología

Clínica Cemtro probará la tecnología de RM Signa Voyager de GE

La idea es poder diagnosticar y monitorizar enfermedades óseas y lesiones

Luis Campo.
Clínica Cemtro probará la tecnología de RM Signa Voyager de GE
Redacción
Lunes, 24 de octubre de 2016, a las 12:30
La Clínica Cemtro de Madrid y la compañía de tecnologías médicas, General Electric Healthcare, han emprendido conjuntamente un proyecto piloto para desarrollar nuevas aplicaciones de la resonancia magnética (RM) en el diagnóstico y monitorización de lesiones y enfermedades óseas y cartílagos, un campo en el que, habitualmente, se utiliza como estudio de elección la tomografía computarizada (TAC) ,la radiografía, pruebas ambas que, a diferencia de la RM, exponen al paciente a las radiaciones ionizantes.
 
Los médicos del hospital madrileño, que está reconocido por la FIFA como centro médico de excelencia, serán de los primeros de Europa en utilizar una innovadora tecnología de RM de 1,5T denominada Signa Voyager, una de cuyas principales características es su capacidad para poder suministrar imágenes de alta calidad del hueso cortical, es decir de la capa exterior del hueso, algo que, hasta ahora solo estaba al alcance del TAC o de la radiografía convencional.
 
El uso de la resonancia magnética en este tipo de lesiones en partes duras del cuerpo humano podrá ampliar de manera sustancial la capacidad diagnóstica en problemas óseos y permitir poder diagnosticar de manera precoz patologías degenerativas como la artrosis, la osteoporosis y los problemas de cartílago, así como planificar intervenciones quirúrgicas.
 
Tal como destaca Mario Padrón, jefe del Servicio de Radiodiagnóstico de la Clínica Cemtro, “la gran ventaja de esta nueva tecnología que estamos validando en la clínica es que permitirá poder ver y diferenciar claramente en una sola prueba las partes duras y la estructura periférica de los huesos, es decir, las partes blandas que lo rodean como músculos, tendones, grasa y tejidos fibrosos”. Según Padrón, “esto puede que evite en muchos casos, tener que exponer al paciente a una segunda prueba como el TAC, que es preferible no realizar si no es estrictamente necesario, sobre todo en niños y en pacientes que han de someterse a muchas pruebas”.
 
Para Luis Campo, presidente de GE Healthcare en Iberia, “esta colaboración con la Clínica Cemtro nos va a permitir poder desarrollar nuevas aplicaciones de la resonancia magnética más allá de su uso habitual en el diagnóstico para tejidos blandos como los músculos y otros órganos y, así, poder aprovechar al máximo todas sus características, en especial el hecho de que no utilice radiaciones ionizantes”.