El CHUS, pionero en Europa en el uso del marcapasos más pequeño del mundo

Este nuevo dispositivo diseñado por Medtronic está indicado para el tratamiento de pacientes con bloqueo AV

Este dispositivo diseñado por Medtronic, es una décima parte del tamaño de un marcapasos tradicional.
El CHUS, pionero en Europa en el uso del marcapasos más pequeño del mundo
mar 02 junio 2020. 21.20H
El Hospital Clínico Universitario de Santiago (CHUS) se ha convertido en el primer centro de Europa en implantar el marcapasos más pequeño del mundo que proporciona una sincronía auriculoventricular (AV). Este nuevo dispositivo diseñado por Medtronic está indicado para el tratamiento de pacientes con bloqueo AV y extiende la tecnología de estimulación sin cables -con una décima parte del tamaño de un marcapasos tradicional- a más pacientes que nunca.

El bloqueo AV es un tipo de bloqueo cardíaco en el que las señales eléctricas entre las cámaras del corazón (las aurículas y los ventrículos) dejan de estar coordinadas. Los marcapasos, la forma más común de tratar el bloqueo AV, ayudan a restaurar el ritmo normal del corazón y alivian los síntomas al coordinar la actividad eléctrica de las aurículas y los ventrículos.

Cuando se logra este proceso, conocido como sincronía AV, los pacientes tienen un mayor flujo sanguíneo desde el corazón al resto del organismo y, en definitiva, una mejora sustancial en su calidad de vida.

Históricamente, los pacientes con bloqueo AV han sido tratados con marcapasos tradicionales de doble cámara que se implantan en la parte superior del tórax, debajo de la piel de la clavícula, y se conectan al corazón mediante unos cables. Este nuevo modelo de marcapasos tiene varios algoritmos adicionales de detección auricular interna que detectan el movimiento cardíaco, lo que permite que el dispositivo ajuste la estimulación en el ventrículo para coordinarlo con la aurícula, proporcionando una mejor sincronía AV para los pacientes que sufre esta patología.

Reconoce la actividad eléctriva del corazón


"Esto significa que no sólo estimula, sino que también es capaz de reconocer la actividad eléctrica de todo el corazón”, añade Jose R. Juanatey, jefe del Servicio de Cardiología de este hospital gallego. Comparable en tamaño a una píldora de vitaminas, el equipo de Juanatey ha optado por utilizar este dispositivo de Medtronic en función de su capacidad para administrar la terapia a través de un enfoque mínimamente invasivo.

Durante el procedimiento de implantación, el dispositivo se inserta a través de un catéter y se implanta directamente en el corazón con pequeños dientes. Debido a que no requiere cables o un "bolsillo" quirúrgico debajo de la piel, se eliminan las posibles fuentes de complicaciones, al igual que cualquier signo visible del dispositivo.

"Ahora podemos extender esta tecnología sin cables a otros pacientes que precisan de estimulación bicameral y en los que la estimulación tradicional no se puede realizar o bien está condicionada por infecciones previas, oclusiones de los vasos de las extremidades superiores, etc.” afirma José Luis Martínez Sande, cardiólogo del Servicio de Cardiología que llevó a cabo el procedimiento. “Nuestro objetivo último es trasladar a los pacientes de nuestra área lo último en innovación cardiovascular", concluye Juanatey.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.