La sanidad de Valladolid ofrece a los nuevos positivos una herramienta que registra sus constantes y nivel de oxígeno

Así es la pulsera "eficaz, segura y viable" que vigila a positivos covid
Juan Francisco Arenillas Lara.


28 oct 2021. 12.50H
SE LEE EN 4 minutos
La telemonitorización de positivos covid ya es posible gracias a una pulsera de actividad, un pulsioxímetro y una aplicación móvil que registran las constantes vitales y el nivel de oxígeno de los infectados, y alertan de un empeoramiento al médico de Familia, al especialista o a emergencias en función de la gravedad. Se trata del proyecto piloto denominado Soy+, una iniciativa desarrollada entre la Universidad de Valladolid y el Hospital Clínico, a través del Grupo de Investigación de Neurociencias Clínicas Aplicadas y Análisis de la Información de la UVa (INCrease-Tech) y que cuenta con el respaldo de la Consejería de Sanidad de Castilla y León (Sacyl).

El equipo de investigación liderado por el jefe del Servicio de Neurología del Hospital Clínico de Valladolid, Juan Francisco Arenillas, ya ha iniciado su fase de prueba: “Empezamos con el primer paciente el 13 de octubre y seguiremos el ensayo clínico hasta diciembre. De momento, nos estamos encontrado que las infecciones son en vacunados y son alarmas leves”. En el estudio puede participar voluntariamente cualquier nuevo positivo y hasta el momento han reclutado más de 70 pacientes.

¿Qué beneficios otorga Soy+ al profesional sanitario?


De cara al profesional sanitario, Francisco Arenillas destaca la “utilidad” de la herramienta para obtener información valida sobre el paciente en tiempo real, ya que se puede recoger de forma periódica (cada 5 o 10 minutos) la saturación de oxígeno, temperatura, frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria e índice de actividad del paciente. “Todos los parámetros están comprobados y sabemos que tiene bastante fiabilidad. Además, se completa la información con un cuestiona diario que la App hace al paciente”, resalta el neurólogo.
a
Uno de los beneficios que otorga esta telemonitorización es que ayuda al profesional en la toma de decisiones clínicas. “Se van a generar modelos predictivos de cada vez mayor utilidad, y va a hacer más necesario la toma de decisiones con más valor tanto para el paciente como para el sistema sanitario. En definitiva, la herramienta sirve para trabajar de una forma más eficiente y con más valor”, explica Arenillas.


"La herramienta ayuda en la toma de decisiones clínicas y vertebra a todos los actores del proceso de atención"



Otro de los “grandes valores” de Soy+, según destaca su autor, es la capacidad de integrar diferentes partes y visualizar el proceso de atención. “Siempre hablamos de poner al paciente en el centro. En este sistema estamos Primaria, Especializada y Emergencias mirando desde fuera y el paciente esta en el centro. Pienso que la transformación digital del SNS nos llevará a visualizar mejor el proceso y nos ayudará a darnos cuenta de las  cosas superfluas que hacemos y de las que estamos dejando de hacer que son muy importantes para el paciente como detectar a tiempo cuando un paciente con una enfermedad crónica está empezando a ir mal y no esperar a que se complique”, detalla Arenillas.

¿Cómo funciona el sistema de alertas?


De manera automática el sistema detecta cuando hay alarmas (cambios en los registros), las cuales se clasifican en leves, moderadas o graves. Estas últimas van directamente al servicio de emergencias médicas de Castilla y León y a partir de un sistema de voz se ponen en contacto con el paciente. Mientras que las alarmas de Primaria las ve el médico cuando quiera, que suele ser una vez al día. “Así ven si han tenido un periodo de desaturación leve y pueden contactar con el paciente a través de la aplicación si tienen alguna duda”, explica el facultativo.

Con el fin de evitar alarmas falsas y sobresaturar al médico, al detectar la alarma la aplicación le realiza una serie de preguntas al paciente. Por ejemplo, si le esta faltando el aire. En caso de que las respuestas sean concluyentes se activa la alarma.

Tras recabar la valoración de pacientes y profesionales, analizarán el coste-efectivo de la herramienta y valorarán la implementación de la tecnología en el seguimiento de otras patologías. De hecho, la idea inicial de Francisco Arenillas era utilizar la telemonitorización en pacientes con riesgo cerebrovascular o ictus, pero vieron en la pandemia una oportunidad "perfecta" para testar su proyecto. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.