11 dic 2018 | Actualizado: 19:15

Vergüenza médica en México: agua en vez de quimioterapia a niños con cáncer

El fraude acaba de ser descubierto en México y aún se desconoce el número de afectado ni el periodo concreto

Todavía se desconoce cuál es el número de pacientes afectados.
Vergüenza médica en México: agua en vez de quimioterapia a niños con cáncer
mar 17 enero 2017. 16.40H
Redacción
La noticia del fraude en la administración de quimioterapia a niños enfermos en el estado mexicano de Veracruz ha conmocionado al país. Según ha reconocido el gobernador Miguel Ángel Yunes, durante la administración de Javier Duarte, hoy fugado de la justicia, los pacientes infantiles recibieron agua destilada en lugar de los fármacos necesarios. 

"Era un componente inerte, era agua prácticamente destilada. Nos parece un pecado brutal, un atentado contra la vida de los niños. Se está terminando de analizar y en su momento se presentarán las denuncias", ha declarado. 

La noticia ha salido a la luz gracias al diario Excelsior, que recoge que las muestras se llevaron a un laboratorio donde, tras realizar un análisis, se confirmó que no era medicamento lo que estaban suministrando a los pacientes con cáncer sino agua destilada. El gobernador no determinó cuántos podrían ser los pacientes afectados por esta práctica ni el periodo de tiempo en el que ocurrieron los hechos. 

Fármacos caducados

Además, Yunes aseguró que se han hallado unos almacenes con medicamentos caducados, "un caso que es igual de lamentable", pues se encontraron fármacos en bodegas que ya habían superado la fecha de caducidad. 

Según el gobernador, el valor de los medicamentos perdidos asciende a millones de pesos, una cifra considerable si se tiene en cuenta que un millón de pesos son unos 48.000 euros. "No sabemos si se compraron ya con la caducidad vencida o dejaron que se venciera", sentenció Yunes. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.