Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Un tuit prohomeopatía genera un hilo de respuestas que lo ridiculizan

Relacionar una muerte con no haber recurrido a la pseudociencia fue aprovechado por muchos para hacer mofa

Productos de la principal compañía que distribuye homeopatía en España.
Un tuit prohomeopatía genera un hilo de respuestas que lo ridiculizan
Redacción
Domingo, 25 de junio de 2017, a las 16:30
Un simple mensaje de un usuario que se denomina "Homeopatía on line" en la red social Twitter ha servido para provocar un aluvión de respuestas de quienes consideran que relacionar la muerte de una persona con el hecho de no haber recurrido a la pseudociencia es ridículo. 

El mensaje primigenio está escrito por alguien que se define como "médico homeópata con más de 35 años de experiencia en homeopatía clásica", y que pese a esta declaración de intenciones, comparte un enlace en el que se hace una burla a la pseudociencia. 


Muchos son los usuarios que aprovechan para hacer frases similares con conceptos ilógicos, pero los hay también que prefieren hacer bromas o quienes directamente critican que poner "médico homeópata" en la reseña personal del perfil ya es en sí mismo "un oxímoron". 

Un simple mensaje de un usuario que se denomina "Homeopatía on line" en la red social Twitter ha servido para provocar un aluvión de respuestas de quienes consideran que relacionar la muerte de una persona con el hecho de no haber recurrido a la pseudociencia es ridículo. 

El mensaje primigenio está escrito por alguien que se define como "médico homeópata con más de 35 años de experiencia en homeopatía clásica", y que pese a esta declaración de intenciones, comparte un enlace en el que se hace una burla a la pseudociencia. 


Muchos son los usuarios que aprovechan para hacer frases similares con conceptos ilógicos, pero los hay también que prefieren hacer bromas o quienes directamente critican que poner "médico homeópata" en la reseña personal del perfil ya es en sí mismo "un oxímoron".