Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Un segundo médico es procesado por el caso de los bebés robados

Es el segundo encausado tras el procesamiento del doctor Eduardo Vela, director de la Clínica Santa Cristina

Fachada de la Audiencia Provincial de Madrid.
Un segundo médico es procesado por el caso de los bebés robados
Redacción
Domingo, 02 de julio de 2017, a las 19:20
La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado al juez que dicte un auto de procesamiento contra un médico de la Clínica Santa Cristina al que acusa de presuntamente participar en el robo de un recién nacido en 1975. En este momento era la monja sor María se ocupaba de la maternidad del centro.
 
La Sala pide al titular del Juzgado de Instrucción 19 de Madrid que dicte procesamiento contra el doctor J.B.B. por los delitos de sustracción de menores o detención ilícita, suposición de parto y alteración de paternidad, y un tercero de falsedad en documento público.
 
Esta decisión llega después del recurso de apelación presentado por la Asociación SOS Bebés Robados de Madrid contra el archivo de la causa del robo de un bebé en 1975.
 
Los hechos se remontan a octubre de 1975 cuando Adelina Ibáñez Mezcúa dio a luz a un niño en la Clínica Santa Cristina, en la que sor María manejaba el departamento de Maternidad. Todo se desencadenó después de que la mujer contactara con la monja al no saber que hacer porque su hijo había nacido "en pecado, fuera del matrimonio. La religiosa le sugirió que lo diera en adopción, aunque la madre rechazaba esa idea.
 
Después de que la mujer diera a luz el 27 de octubre de 1975, le colocaron una mascarilla y perdió el conocimiento. Al interesarse por su hijo le dijeron que el bebé estaba muy enfermero para evitar que le viera. Al ir a verle al día siguiente, Adelina se cruzó con una pareja que salía con un cesto del despacho de sor María, aunque ella no tenía aspecto de haber estado embarazada. La monja le dijo que el bebé había muerto.
 
40 años después

Cuando salió a la luz la trama de los bebés robados, Adelina ató cabos y denunció los hechos. Los registros demuestran que esa noche sólo nació un niño en dicho hospital y que no estuvo enfermo ni murió, hecho que también se ratifica al no haber registro en el Registro Civil.
 
Tras estas averiguaciones, el juez citó al médico que atendió el parto, pero este alegó que "después de 40 años no recuerda nada", como también hizo el director ante la Policía. Ninguno supo explicar el paradero del bebé. Ante la falta de autor conocido, el juez archivó el procedimiento.
 
Pero la Audiencia reabrió la causa y pidió localizar a ese niño en el Registro Civil. En su ficha, no consta el nombre del padre ni la madre, aunque sí el del médico y del director como responsables de su inscripción. El juez dictará en breve el auto de procesamiento contra el médico.
 
Se trata del segundo procesamiento en España por un caso de bebés robados tras el procedimiento abierto contra Eduardo Vela, exdirector de la Clínica San Ramón de Madrid, cuya causa está pendiente ya de señalar fecha para la vista oral.