Las dificultades de audición y comunicación son las que más han crecido entre la población general

Niños y adolescentes disparan las tasas de discapacidad en la última década
Fachada del Ministerio de Sanidad.


09 ago 2022. 14.00H
SE LEE EN 4 minutos
El volumen de personas con discapacidad no ha parado de crecer en la última década en un contexto marcado por el envejecimiento de la población, ya que la edad juega un papel clave en la aparición de estas patologías. Sin embargo, este fenómeno también se ha acrecentado entre la población más joven. Niños y adolescentes son dos de los colectivos que más han elevado sus porcentajes, según las cifras difundidas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El informe ‘Mujeres y hombres en España’ ha puesto cifras a esta realidad que ha afectado a los dos géneros. En 2020, la tasa de discapacidad llegó 27,9 de cada 1.000 niños de entre 6 y 15 años de edad, así como a 15,2 niñas. Entre los hombres, el salto ha sido de 4,8 puntos, mientras que en las mujeres ha repuntado en 1,8 en comparación con el año 2008, el último de referencia en la serie histórica.

Esta misma tendencia también se ha repetido en el colectivo de adolescentes o jóvenes, comprendido entre los 16 y los 24 años de edad. En el caso de los varones, la tasa se ha elevado hasta los 25,5 por cada 1.000, lo que representa 5,6 puntos más que hace 14 años. Mientras que las mujeres se han situado en 18,8. Son 6,1 puntos más que en el 2008.

Este auge en el porcentaje de personas con discapacidad no se ha sentido en todos los grupos demográficos. El grueso de la población adulta comprendida en diferentes niveles entre los 35 y los 65 años ha logrado mejorar sus tasas con respecto al 2008. Una realidad similar a la que han protagonizado las franjas entre 65 y 79 años, que cuentan con cifras algo más reducidas en términos relativos.

Para encontrar un auge similar al de jóvenes y adolescentes hay que poner la vista en los perfiles de mayor edad de la pirámide poblacional. Las mujeres de 85 a 89 años son uno de los grupos que más se ha disparado hasta alcanzar los 624 por cada 1.000 habitantes. Lo mismo ha ocurrido con los hombres de más de 90 que han alcanzado los 680 puntos.

Las cifras del INE muestran que actualmente hay 4,38 millones de personas que declaran alguna discapacidad en España, de las cuales el 58,6 por ciento son mujeres. Hasta los 34 años el impacto es ligeramente superior entre los hombres, pero a partir de esa edad la situación se invierte y son más entre el colectivo femenino. En el 21,5 por ciento de los hogares hay al menos una persona con alguna de estas patologías.


La brecha de género en discapacidad disminuye


El informe también ha recogido un ligero recorte en la brecha de género en materia de discapacidad. La tasa entre las mujeres actualmente es de 112,1 por cada 1.000 habitantes, lo que representa 5,8 puntos más que en 2008. Mientras que la de los hombres es de 81,2. Son 8,6 puntos por encima de la anterior actualización del INE.

Este incremento más acentuado en la población masculina ha provocado que la brecha de género se haya reducido casi tres puntos. Sin embargo, todavía hay una diferencia de 30,9 entre las tasas de ambos géneros ya que las mujeres de mayor edad con más esperanza de condicionan las estadísticas.

A pesar de este incremento en ambos sexos, no todas las tipologías de discapacidad se han visto incrementadas. El porcentaje que más ha crecido es el de las personas con problemas de audición que ya llega a 24,2 de cada 1.000 hombres y 31 en el caso de las mujeres. También han crecido los de comunicación con 18,8 para los hombres y 23,7 para las mujeres. Sin embargo, áreas como la movilidad, la vida doméstica o la visión presentan mejores cifras que hace 14 años.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.