Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Los odontólogos, los últimos damnificados del paro sanitario

Crece el número de parados entre estos profesionales, según cifras del SEPE

En mayo hubo 194 licenciados en Odontología parados.
Los odontólogos, los últimos damnificados del paro sanitario
Marcos Domínguez
Sábado, 17 de junio de 2017, a las 11:00
El aumento del paro entre los odontólogos mancha unos números positivos en las profesiones sanitarias, según los datos recién publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Aunque solo crece ligeramente (tres más que en abril), contrasta con la tendencia del resto de categorías.

En mayo hubo 194 licenciados en Odontología parados, uno más que el mes anterior. Además, había 45 graduados sin empleo, dos más que en abril. La tendencia de los odontólogos jóvenes es quizá más grave, pues el número ha crecido un 73 por ciento comparado con el año anterior.

Por el contrario, los fisioterapeutas han vivido un buen mes de mayo, con más de 500 contratos nuevos. El paro se redujo un 5,14 por ciento entre los diplomados y un 10,5 por ciento entre los graduados. La reducción es más notable incluso comparando las cifras con las de mayo de 2016: un 8 y un 18 por ciento menos, respectivamente.

Los veterinarios también han vivido una buena racha. Entre graduado y licenciados (el SEPE ofrece las cifras de estos títulos por separado) hay 57 parados menos. Las cifras de los psicólogos también han sido positivas, si bien no ocultan la realidad laboral de esta profesión sanitaria: sigue habiendo más de 12.000 psicólogos desempleados en España.

A pesar de ello, la cifra se redujo en 263 personas entre los licenciados (una bajada del 2 por ciento respecto al mes pasado, pero superior al 10 por ciento si miramos a 2016), mientras que lo hizo en 25 personas entre los graduados. En este caso, pese a la mejoría respecto a abril, implica que todavía hay un número de parados mayor que el año pasado. Esto se explicaría por la entrada de nuevos graduados a un mercado laboral que no está preparado para absorberlos. preparado para absorberlos.