14 nov 2018 | Actualizado: 16:30

Las hojas de reclamación también 'agreden' a los sanitarios

Solo un 1% de los profesionales objeto de reclamación violenta notificó la agresión a Riesgos Laborales

La mayoría de agresiones vienen del "paciente frustrado", según la investigación.
Las hojas de reclamación también 'agreden' a los sanitarios
dom 07 enero 2018. 10.20H
Redacción
La violencia hacia los profesionales sanitarios tiene muchas formas. La más evidente es la directa, física o verbal, pero hay otras que no tienen esa visibilidad pero también afecta al sanitario en tanto que profesional y persona. Una nueva tesis apunta a uno de estos otros tipos.

El estudio describe y define las diferentes formas de violencia manifestadas en las hojas de reclamación de los usuarios del sistema sanitario público hacia los profesionales. Su autora es Gloria Gálvez, jefa de la Unidad de Atención a la Ciudadanía y Trabajo Social del Hospital General Vall d’Hebron. La tesis fue calificada con un excelente cum laude.

Gálvez seleccionó 201 expedientes de reclamación con manifestaciones de violencia, entre enero de 2012 y junio de 2017. Llevó a cabo un análisis descriptivo y de los contenidos de estos textos, llegando a la conclusión de que la violencia verbal hacia los profesionales sanitarios queda escrita en las hojas de reclamación.

En un 50 por ciento de los casos, el escenario donde ocurrieron los hechos fueron las consultas ambulatorias, seguidas de las unidades de hospitalización. El perfil psicológico de las personas agresoras fue el de un paciente frustrado que no vio alcanzadas sus expectativas respecto al resultado de la asistencia. Solo un 1 por ciento de los profesionales objeto de la reclamación violenta notificó la agresión a la Unidad de Riesgos Laborales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.