Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 09:05
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Juncker a los 27: el gasto sanitario sube pero no podéis restringir accesos

La Comisión llama a más reformas para garantizar la universalidad de la sanidad pública en el viejo continente

Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.
Juncker a los 27: el gasto sanitario sube pero no podéis restringir accesos
Miércoles, 16 de noviembre de 2016, a las 13:40
La apuesta sanitaria de Bruselas pasa por la universalidad. Así lo indica la Comisión Europea, que reclama “seguir reformando sus sistemas de salud, garantizando acceso universal a una sanidad pública coste-efectiva y a servicios sanitarios”.
 
De hecho, el órgano ejecutivo de la Unión Europea considera que “proteger a la población de caer en la pobreza o la exclusión social debido a la mala salud y gastos relacionados con ella es esencial, tanto desde un punto de vista social como del económico. Esto también es relevante para la activación de personas con discapacidades”, sobre todo de cara a su inclusión laboral (escasa, a pesar de los esfuerzos de la Comisión).
 
Con todo, también reconoce que “el gasto en atención sanitaria se espera que aumente significativamente durante las próximas décadas, impulsado por el envejecimiento de la población y la evolución tecnológica”. Aunque no propone medidas concretas para abordar este futuro, la Comisión considera que es necesario “salvaguardar la sostenibilidad de los sistemas de salud” con medidas que los hagan “más efectivos, accesibles y resilientes”.
 
Bruselas aborda estas cuestiones en sus documentos de previsiones de cara a 2017 para el viejo continente, en los que descarta bloquear el acceso a los fondos estructurales a España y Portugal y en los que también destaca el papel clave de la contratación pública en el sector de los servicios sanitarios. En este sentido, pide a las instituciones nacionales “estar disponibles para coordinar las adquisiciones entre organismos a distintos niveles para lograr economías de escala, gestionar quejas de las empresas y hacer auditorías de contratos públicos. Deben establecerse procesos que prevengan la corrupción y la colisión entre proveedores, y abordar firmemente posibles casos de adquisiciones injustas”.
 
Asimismo, considera que “es importante asegurar que las estructuras de gobernanza apropiadas contribuyan mejor al desarrollo económico” en caso de empresas públicas con alto impacto en los sectores productivos.

Acceda al informe de la Comisión de Europea sobre perspectivas de 2017