Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 17:15
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Italia dice 'no' a Renzi y a su propuesta de centralizar la sanidad

El mandatario pierde el referéndum que proponía quitar esta competencia a las provincias y eliminar la mayoría de ellas

Matteo Renzi.
Italia dice 'no' a Renzi y a su propuesta de centralizar la sanidad
Redacción
Lunes, 05 de diciembre de 2016, a las 11:20
Italia ha dicho ‘no’ a la reforma constitucional propuesta por su primer ministro, Matteo Renzi, en la que se incluía materias de calado para el ámbito sanitario. Y lo ha hecho con el 59,11 por ciento de los votos, frente al 40,89 por ciento de los apoyos, lo que ha llevado al cabeza visible del Gobierno italiano a presentar su dimisión este mismo lunes.

En concreto en sanidad, una de las propuestas más rompedoras de Renzi era quitar las competencias que tienen actualmente las regiones y elevarlas a nivel estatal. La intención del ya exprimer ministro italiano era eliminar la mayoría de provincias, algo que rechazaban de lleno los partidarios del ‘no’ al considerar que esta idea supone alejar más todavía a la población rural de la actividad del Estado central.

Asimismo, el mandatario ha asegurado que aumentaría el gasto en la partida en sanidad 2.000 millones de euros más respecto al año anterior, hasta alcanzar los 113.000 millones de euros, más el fondo para la no autosuficiencia (cifrado en 450 millones de euros), con una subida de 50 millones respecto a 2015.

El documento que recoge dichas medidas fue aprobado por la Cámara de los Diputados con 290 votos a favor y 118 en contra, y pasaría por el Senado tras el referéndum de este domingo. A partir de ahora, y tal y como indica la hoja de ruta del Gobierno italiano, Renzi debe convocar el último Consejo de Ministros para “agradecer al Ejecutivo” su trabajo y evaluar los puntos urgentes que se deben afrontar, como son la aprobación de los presupuestos generales.

“Esta reforma era la que habíamos llevado al voto, no hemos sido convincentes, lo siento, pero nos marchamos sin remordimientos”, ha indicado Renzi pasada la medianoche, poco más de una hora después del cierre de los colegios electorales. “Quería recortar escaños pero no lo he logrado. La silla que cae es la mía”.