Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Investidura: Sánchez y Rajoy exponen dos visiones antagónicas de la sanidad

Pedro Sánchez da un 'no' rotundo a la investidura de Rajoy recordándole las consecuencias de decreto 16/2012

El portavoz socialista en el segundo discurso de la sesión de investidura, Pedro Sánchez.
Investidura: Sánchez y Rajoy exponen dos visiones antagónicas de la sanidad
Miércoles, 31 de agosto de 2016, a las 10:20
El segundo discurso de la sesión de investidura del presidente del Gobierno a cargo de Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, ha puesto de manifiesto las visiones por completo opuestas en materia de sanidad y políticas sociales entre esta formación y el Partido Popular (PP).

Mientras Rajoy ha aludido a la sanidad  española como “uno de los mejores sistemas del mundo” y ha insistido en la tendencia alcista de la economía española en la zona euro, lo que implica preservar el Estado del Bienestar y superar con solvencia la crisis garantizando la igualdad en los servicios públicos, Sánchez vaticina más recortes encubiertos en estos ámbitos de reproducirse un gobierno de los populares. 

Sánchez, en su intervención, ha concentrado la sanidad en apenas unos minutos de su discurso, negando su respaldo a los copagos farmacéuticos y defendiendo la universalidad del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Ambas medidas, a su entender, responden a las consecuencias del decreto 16/2012 aprobado por el Partido Popular (PP), al que ha aludido de forma explícita al enumerar aquéllas desde el punto de vista de los socialistas.

“Ha llevado a la quiebra la universalidad de la sanidad en un solo día, con un solo decreto: expulsaron con él a 870.000 ciudadanos de la cobertura sanitaria;  introdujeron el copago farmacéutico a los pensionistas; subieron ese copago tres veces más que la pensión; recortaron en 90 días las tarjetas sanitarias a los jóvenes inmigrantes y recortaron 7.000 millones de euros de la sanidad pública con la consiguiente expulsión del sistema de 30.000 profesionales”, ha espetado dirigiéndose al candidato del PP a la investidura como presidente del poder ejecutivo, Mariano Rajoy.

Asimismo, Sánchez ha reprochado al Ejecutivo popular que, durante su mandato, llevara a cabo "la mayor agresión que se recuerda" relacionada con el aborto por medio de la Ley de Plazos, y ha pedido a Rajoy que retire el recurso del Gobierno al Tribunal Constitucional en este asunto. 

Todo ello –siempre según Sánchez– lleva al país a la pobreza o, en el mejor de los casos, a la desigualdad.

Primera réplica de Rajoy al portavoz socialista

En su turno de réplica, Rajoy ha comparado la situación de España en 2011 con la actual en materia de políticas económicas y sociales: “Algo se habrá hecho bien, aunque sea por equivocación  o suerte, cuando España es, hoy, el país que más crece económicamente en la Unión Europea”, ha razonado.

“El déficit público, en 2011, era del nueve por ciento y lo hemos bajado al cinco por ciento tras dos años de recesión económica y hemos sido capaces de negociar con Europa un margen para cumplirlo”, ha continuado.

Tras la dúplica de Sánchez, en la que éste ha insistido en los mismos argumentos, el candidato del PP a la investidura, Mariano Rajoy, ha recalcado que las políticas sociales del PP y su grueso deben mantenerse porque “han sido buenas para los ciudadanos”, y no ha aceptado el retiro del Tribunal Constitucional de los recursos interpuestos por su partido, entre ellos el relativo a la Ley de Plazos del aborto, mencionado por Sánchez en su discurso.

“Yo ya no vengo aquí hoy a solicitar su confianza, sino a decir que, dado que hemos conseguido con esfuerzo un acuerdo con más de 100 líneas de programa, debe dejarnos formar Gobierno”, ha espetado Rajoy a Sánchez.

“A mí no me asusta que se avecine una etapa en la que debemos pactar todo”, ha insistido el presidente del Gobierno en funciones, que ha hecho un recopilatorio de los pactos logrados en su trayectoria política desde los año 90 a esta parte.